QUINTERO EN SU TINTA

JOSÉ LUIS CALVO ZIGA.

SEMAEDESO, negocios de Calvo Ziga

Calvo Ziga, entre el anonimato y la ineptitud

Contaminación ambiental y de ríos, en su apogeo.

Cortesía del Correo de Oaxaca/Antonio Quintero

Recién llegó el día en que el gobierno de Oaxaca, rindiera su primer informe y con ello el balance de 365 días que tiene un año en el calendario común.

Pero ese lapso para el sector político a veces no existe, en el sentido en que pueden ser menos días en los que haya actividad política, porque finalmente el calendario común es diferente al calendario político mexicano. Es decir de 365 días se pueden convertir en otros 365 pero de noches.

Porque hay que decirlo hay políticos de tiempo completo, de día y de noche. Pero para desgracia, también hay políticos de medio tiempo, de aquellos que son oscuros y grises, y que la política los ha cobijado, arropado, incluso, los ha protegido.

Actualmente se han ido mezclando esos políticos grises, que se inspiraron de hacer carrera en el fango de la corrupción y la impunidad y piensan equivocadamente que hacer política es hacer porquerías, saqueos, atracos, y convertirse en depredadores de todo.

La realidad nos ha ilustrado cada momento que esos ruines políticos han llegado para filtrarse, y hacer de la política un modus vivendi y también un modus operandi.

Y así se convierten en grandes mafiosos y hampones de la política de nuestro país y se van colocando en cada lugar para empoderar su ambición y mezquindad utilizando el servicio público, de manera deshonesta, y corrupta.

Para ello es fundamental que sus acciones ilícitas y su lecho tengan impunidad total, y no puedan ser castigados de ninguna forma. Al fin y al cabo tejen toda una red de complicidades y se hacen los socarrones, sinvergüenzas, para vivir y deshacer dentro de una dependencia pública.

Pocos han sido los casos en que la justicia o el aparato del sistema llamado así, los ubican y los detiene. Por ello en muchos gobiernos a lo largo y ancho de la república mexicana han fracasado en sus políticas públicas, en sus programas de inversión, en sus proyectos de infraestructura sencillamente porque fueron “tentados” por esas redes de corrupción.

ES LA SEMAEDESO UNA ¿OSCURA DEPENDENCIA?

Oaxaca no podía estar exento de la enorme corrupción que día a día va floreciendo por todo el país. Los ejemplos palpables de esa corrupción se han mantenido vigentes desde hace muchos años, y no hay vuelta de hoja. Ni casualidad que obligue.

A un año de gobierno, de una nueva administración, muchos titulares de las dependencias públicas, se encuentran en la mediocridad, repitiendo moldes de otras administraciones.

Es decir, no han llegado a innovar sino a repetir lo que es la costumbre, a simular que se trabaja, a disfrazar que hay programas cuando en realidad estos no existen, sólo en folletos, trípticos, la ciudadanía no sabe qué está pasando con sus impuestos, pero lo peor es que el ciudadano se va desilusionando de cada una de esas dependencias, porque no lo atendieron, porque lo trataron mal, porque no hubo respuesta.

En este renglón sale a relucir el titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable de Oaxaca (SEMAEDESO), José Luis Calvo Ziga que a un año de no hacer nada, se mantiene en su puesto, libre de todo pecado, libre de todo a pesar de tener graves denuncias en su contra por su desempeño al frente de esa dependencia.

Calvo Ziga ha sido astuto para mantenerse en un puesto público que no le pertenece, un cargo en el que no ha podido demostrar más que su indiferencia, ¿entonces para qué está ahí? A menos de cien días de gobierno, demostró que la ecología, el medio ambiente le es un mundo totalmente raro y extraño, no lo puede comprender, de ahí que no se tenga un medio ambiente cuidado, protegido y sano.

Parece que no hay la mínima preocupación por lograr que esa dependencia pueda funcionar para lo que supuestamente se estableció con este gobierno, la ecología desde hace muchos años ha sido olvidada, abandonada y por ello ya tenemos cuadros graves de contaminación, no hay control de nada, no se tienen registros de la pésima calidad de aire que ya se respira en la ciudad capital. Sólo por nombrar algunos temas sobre el medio ambiente.

Por si fuera poco, Calvo Ziga ignora todo lo relacionado a su medio ambiente, irónico pero es la triste realidad, ¿Qué hace Calvo Ziga al frente de SEMAEDESO?

IMAGEN QUE BRINDAN AL TURISMO, LOS MERCADOS DEL CENTRO HISTÓRICO.

OAXAQUEÑOS SIN DERECHOS ECOLÓGICOS.

La indiferencia de Calvo Ziga debe ser denunciada ante la falta de políticas ecológicas en bienestar de la población, pues no se tienen derechos fundamentales; no hay conciencia ecológica, no se tiene derecho a un ambiente sano, y no hay programas que alienten a fortalecer la cultura ecológica.

Para dar una explicación en este sentido; El derecho a disfrutar de un medio ambiente sano, se relaciona con la responsabilidad de proteger nuestros recursos naturales.

El derecho al medio ambiente se instituyó en el texto del artículo 4 constitucional en 1999, estableciendo que: “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar”.

Corresponde a todos proteger el medio ambiente y cuidar nuestros recursos naturales.

Autor/Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, con Fecha de publicación 28 de junio de 2017.

La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente define al ambiente como: “el conjunto de elementos naturales y artificiales o inducidos por el hombre que hacen posible la existencia y desarrollo de los seres humanos y demás organismos vivos que interactúan en un espacio y tiempo determinados” (artículo 3, fracción I).

El 28 de junio de 1999 se publicaron en el Diario oficial de la Federación las reformas a los artículos 4º y 25, el primero para establecer el derecho a un medio ambiente adecuado y el segundo para incorporar al Sistema Nacional de Planeación Democrática el principio del desarrollo integral y sustentable.

A fin de garantizar el derecho fundamental de gozar de un medio ambiente sano, el Gobierno Federal, a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), promueve estrategias enfocadas al acceso, uso y manejo sustentable de los recursos naturales, que reduzcan el deterioro ambiental y los efectos del cambio climático.

El cuidado del ambiente es una responsabilidad compartida, que requiere el involucramiento y apoyo de la ciudadanía. Sólo participando activamente podemos hacer que se nos garantice ese derecho.

Corresponde a los gobiernos municipales, en su ámbito de competencia, impulsar acciones que contribuyan a garantizar ese derecho fundamental para sus habitantes.

Primeramente, al desempeñar sus facultades constitucionales con un enfoque de sustentabilidad en la prestación de los servicios públicos y otras materias que les corresponden. También, mediante la generación de una cultura de conciencia, responsabilidad y solidaridad en la conservación de los recursos naturales y el medio ambiente.

Todas las personas tenemos el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para nuestro desarrollo y bienestar; por tanto corresponde a todos, ciudadanía y gobiernos, proteger el medio ambiente y cuidar nuestros recursos naturales.

UN CONTAMINADO RÍO ATOYAC.

ECOLOGÍA, LETRA MUERTA

Carente de visión, Calvo Ziga permanece en una dependencia que no está a su nivel, por ello tenemos una ecología perdida, con miles de hectáreas de bosques devastados año con año, ríos contaminados, desastres ambientales en diversas regiones de la entidad oaxaqueña, y por si fuera poco con serios problemas en el rescate y explotación de pozos de agua potable.

Ante diputados del congreso local oaxaqueño fue a mentir, a disfrazar lo que no hace, entonces tenemos a funcionarios que no le están cumpliendo a los oaxaqueños, la ecología está severamente dañada y no hay estrategias para salvarla.

¿Para qué existe SEMAEDESO?, en esta administración se elevó a rango de secretaria pero su trabajo es de cero resultado. Una Secretaría sin presupuesto, pero muy hábil para tejer negocios y atraer inversiones extranjeras como las eólicas.

Recientemente Calvo Ziga se “pavoneo” de la inversión de la empresa Mitsubishi de mil 200 millones de dólares, concertó con otras empresas durante los recientes sismos, y sueña con la ambición de que siga siendo el operador de enlaces con empresas extranjeras.

Precisamente los damnificados de los sismos en la región del Istmo acusaron a Calvo Ziga de lucrar con la tragedia.

A un año el gabinete del nuevo gobierno ha podido ir ilustrando sus torpezas, y SEMAEDESO debe ser auditada ante su inoperancia y Calvo Ziga debe ser renunciado ante las acusaciones que pesan sobre él.

CAPITAL OAXAQUEÑA NO TIENE BASURERO

A un año de que estallara el problema del tiradero de basura en el municipio de Zaachila, las cosas siguen empeorando, un problema que sigue caminando y nadie resuelve, y por increíble que parezca ni la dependencia que se supone está para darle solución a esa problemática ha podido resolver, bueno más bien no le interesa resolver.

Por eso extraña que en el gabinete del gobernador Alejandro Murat todavía no llegan los excelentes funcionarios, aquellos que saben trabajar, no a disfrazar, a maquillar sus oficinas y a desplegar comunicados de mentiras.

Mientras tanto la basura está sin control, no hay políticas para solucionar, porque todos prefieren “negociar” por debajo de la mesa, y para Calvo Ziga representa todavía un súper negociazo a la sombra de ser el flamante secretario de (SEMAEDESO).

Los ilícitos contra el medio ambiente representan fortuna, negocios para quienes representan dicha oficina, porque a diario se registran una enorme cantidad de ilícitos contra la ecología, daños ambientales, pero hábilmente Calvo Ziga prefiere frotarse las manos.

Parece que la fortuna le sonrió, pero lo puso en el lugar equivocado, y de 365 noches y de 365 días los políticos verdaderos, los reales, casi no duermen, pero los ambiciosos se enferman, para trabajar desde la comodidad de su casa, inventan enfermedades para no salir de su domicilio.

Por estos y tantos motivos más en el organigrama de dependencias estatales, que tiene el gobierno de Oaxaca muchas son obsoletas y sobreviven gracias a las escasas participaciones económicas que envían del gobierno federal, sobreviven de los presupuestos, pero en estándares de productividad son nulas, son realmente obsoletas, no pueden ni han podido rendir calidad, ni atención, ni modernización a miles de ciudadanos oaxaqueños.

En la entidad oaxaqueña no existe un programa, proyecto, o planeación sobre la calidad del medio ambiente, en la cual circulan una población de más de 4 millones de habitantes… pero el medio ambiente es lo menos que le importa por increíble que suene a la propia dependencia encargada de ello.

El desastre ambiental en Oaxaca ha llegado, iniciado, ha empezado por la indiferencia de funcionarios sordos, ciegos, torpes que nunca han sabido lo que significa la palabra ecología y medio ambiente, habrá que recomendarles diccionarios y enciclopedias referentes al tema… Bueno, tal vez ni sepan leer… ¡hasta la próxima!

 

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!