QUINTERO EN SU TINTA

Gabino Cué Monteagudo permanece en la impunidad.

Continúa cinismo y burla contra el pueblo oaxaqueño.

Casi un año de la salida de Cué; no hay investigaciones.

Cortesía del Correo de Oaxaca/Antonio Quintero

Mientras una veintena de exgobernadores de varios estados de la república, han sido exhibidos en su corrupción, otros se encuentran ya en observaciones de ley sobre su mandato, algunos ya en capilla, otros bajo la lupa de investigaciones nacionales e internacionales, y escasamente dos están a la espera de ratificarse su proceso penal; Roberto Borge, de Quintana Roo, y Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz.

Unos ya encarcelados desde hace varios años, como es el caso del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, de Tabasco Andrés Garnier, Guillermo Padrés de Sonora, Flavino Ríos de Veracruz, (en arresto domiciliario), y Jesús Reyna de Michoacán.

Algunos prófugos y otros ya en proceso, pero afortunadamente ya ventilada su enorme corrupción que prevaleció cuando fueron gobernadores de sus estados, muchas de esas investigaciones se realizaron cuando todavía eran gobernadores, es decir los hechos de corrupción se registraron a plena luz de día, durante su gobierno.

Pero muy a pesar de ello, estos gobernadores no tuvieron empacho de continuar con su voracidad y ambición hasta el último día, y el último segundo de su mandato.

Muchos de estos ex gobernadores, exhibieron desde los primeros días de su gobierno la opacidad, turbulencias financieras y fueron cayendo en una gran corrupción hasta el final. Sus gobiernos se ubicaron en un enorme cochinero administrativo.

GOBIERNO FRAUDULENTO DE CUÉ MONTEAGUDO

Así sucedió aquí en Oaxaca, con el pasado gobierno de la cacareada alternancia, del malogrado cambio, de la dizque transición, un gobierno de coalición donde el actor principal fue Gabino Cué Monteagudo, y donde él con su actitud y errores, llevó al atolladero y al precipicio a todo el estado, pero sobre todo a su población; niños, jóvenes, adultos, mujeres y hombres a todos por igual, un gobierno que simula perfectamente el bienestar social que tanto ilustraba en sus comunicados.

EL TEMA DE PEPE TOÑO

Desde luego que su ambición de poder lo llevó hasta el proceso electoral vivido en el pasado año 2016, donde claramente interfirió en las decisiones del Partido de la Revolución Democrática (PRD), e intervino colocando a un empleado de su administración, hizo a su candidato y lo apoyó desde el propio gobierno, e utilizó todas las herramientas a su alcance y por supuesto todo el recurso financiero que le fue posible.

En ese proceso electoral del 2016 y desde luego desde el escritorio de Cué Monteagudo, se orquestó esa ansiada victoria de quien el grupo gabinista impulsaba y apoyaba; el entonces exsecretario de Sevitra José Antonio Estefan Garfias, también del grupo de Diódoro Carrasco sería el candidato a la gubernatura, pero perdió, hoy diputado federal del (PRD).

DERROCHE DEL ERARIO

El perredista Félix Serrano, denunciaba en esos álgidos momentos, que Jorge “coco” Castillo, había sobornado con diez millones de pesos al entonces líder nacional del (PRD), que era nada menos que Agustín Basave, para “entregarle” la candidatura a José Antonio Estefan Garfias.

Por supuesto que debe haber toda una secuencia de operaciones financieras para quien fuera candidato del (PRD), a la gubernatura del estado de Oaxaca, que dichas cifras se hayan acomodado para “cuadrar” o “despistar” los recursos de la administración gabinista es muy obvio.

El panorama del gobierno que encabezó Gabino Cué Monteagudo, y de sus “socios” también es obvio, el único responsable de todo el juego perverso que realizó en su gobierno fue y tiene nombre; Gabino Cué Monteagudo.

En aquel entonces durante la campaña del candidato de Cué Monteagudo, el (PRI), presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada, para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), en la que acusó al entonces gobernador Gabino Cué Monteagudo, de realizar una “elección de estado”.

Aun así la jornada electoral prosiguió en medio de todo un gran cochinero dirigido desde el propio gobierno estatal. Dispendio, derroches de recursos materiales y económicos fueron utilizados para que el candidato de Cué Monteagudo, (Estefan Garfias), lograra vencer y darle un respiro más a la voluptuosa coalición de partidos para engendrar otros seis años de grandes miserias, de nulo bienestar y de una fallida gobernabilidad.

QUEBRANTO FINANCIERO

El quebranto financiero al erario público, está sustentado en diversas dependencias que utilizaron todos los recursos habidos y por haber, desde la Secretaría de Salud, de Administración, de Sinfra, Sevitra, Seguridad Pública, de Economía y Turismo, entre las principales, luego entonces porque ante tanta evidencia de un gigantesco fraude inaudito, no se ha perfilado ninguna investigación desde la Procuraduría General de la República (PGR),¿ porque no ha habido avance en todas las líneas de investigación que se presumen tiene la propia Procuraduría?

UN AÑO SIN AVANCES EN INVESTIGACIONES

A casi un año de que Gabino Cué, concluyera su administración, no hay siquiera un avance a las investigaciones, y a las escasas denuncias de algunos proveedores, a la nulidad de pagos, o por lo menos, -si es que le importa-, a cualquiera de los partidos con el que gobernó-. Desde luego que esto nunca va a suceder porque esa coalición de partidos (PAN, PRD, PT, y Convergencia), durante seis años pudieron mamar de la ubre presupuestal, sin entregar cuentas a nadie y avalando la impunidad que se patentó desde los primeros días de su gobierno.

Se entiende entonces que hay y hubo gran complicidad incluso con el propio Partido Revolucionario Institucional (PRI), para que no prosperen las denuncias y se archiven las indagatorias de la corrupción, del tráfico de influencias, de prestanombres, de desvió de recursos y con ello todo quede en la indiferencia y el olvido.

DETENCIONES Y ESPECULACIONES

Recientemente con las presumibles detenciones que llevó la Fiscalía de Oaxaca, contra los dos funcionarios de finanzas de Cué Monteagudo; Enrique Arnaud Viñas, y Gerardo Cajiga Estrada, no hay nada claro, se presume a todas luces que esas detenciones son perfiladas desde las cúpulas del poder entre colosos de la política, es decir hay concertación como lo hubo entre Ulises Ruíz Ortiz, y Gabino Cué Monteagudo. Por ello sólo son especulaciones de que se va a aplicar la ley.

Finalmente se ha girado desde algún lugar la consigna de defender, declarar inocente de toda culpabilidad a Cajiga Estrada. El primer paso ya lo dieron, presionar al gobierno federal y al estatal muratista, para que el exfuncionario de Cué, lleve el proceso desde su domicilio, el segundo paso es demostrar que el primer secretario de las finanzas de Gabino Cué, es totalmente inocente y habrá entonces “alguien” que pague todas las habidas y por haber, caerán entonces los verdaderos inocentes.

Siempre habrá “chivos expiatorios” en la política y para ello ya presumen a quienes necesitarán para lograr su cometido. Entonces Gabino Cué Monteagudo, seguirá en la impunidad, junto con los principales ejecutores de los presupuestos históricos, que cacareaban los propios diputados federales y locales de entonces, aquellos que gritaban y vociferaban que Oaxaca está cambiando.

PRESUPUESTO HISTÓRICO, MENTIRAS

En el año 2014 Gabino Cué Monteagudo, se reunía en la Ciudad de México con 18 diputados federales del (PRI, PAN, PRD, PT y Movimiento Ciudadano) y senadores oaxaqueños del (PRD), para agradecerles la gestión realizada para que Oaxaca alcanzará un monto histórico de 80 mil millones de pesos, del presupuesto de Egresos de la Federación 2014.

Desde ese año también anunciaba los proyectos que a la postre dejaría también inconclusos como su antecesor Ulises Ruiz Ortiz, La Presa Paso Ancho, el Centro de Iniciación Musical, el Centro Cultural y de Convenciones, el Centro de las Artes Cinematográficas y Audiovisuales de Oaxaca entre otras.

Entendemos entonces que los recursos millonarios siguen sin aparecer, a pesar de que en Junio de este año detuvieron al ex secretario de los servicios de salud Germán Tenorio Vasconcelos, en quien pesan acusaciones de desvío de recursos por más de mil 500 millones de pesos, y otra acusación más por fraude equiparado por la cantidad de 22 mil millones de pesos.

FISCALÍA, PALOS DE CIEGO

Pero esto no es todo, desde el año 2015 ya se investigaban cuentas bancarias de los más cercanos colaboradores de Gabino Cué Monteagudo, como Jorge Castillo Díaz, uno de los principales operadores que recientemente también medios nacionales, exhibieron la larga lista de operaciones bancarias en diversos bancos nacionales. Se ha presumido por las autoridades de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca que dicho personaje ha rebasado el monto financiero que desvió el ahora ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, es decir más de 35 mil millones de pesos.

Aunque dichas cifras “bailan” ante el propio desconocimiento de dichas autoridades que investigan el caso, pues al interior de las dependencias como la misma Fiscalía, se han incrustado funcionarios que sirven todavía al gabinismo. Desde ahí han desaparecido información.

Así que el capítulo de la impunidad en la entidad oaxaqueña no ha concluido, se traduce pues que desde antes ya negociaron ampliamente las libertades, detenciones, averiguaciones e investigaciones para que no pise la cárcel Cué Monteagudo, así como sus principales operadores incrustados también en las cúpulas del poder político.

El pueblo oaxaqueño seguirá observando una vez más los capítulos y episodios de cinismo, corrupción, e impunidad, porque el compromiso no lo tienen de ninguna manera con el pueblo, sino con sus padrinos políticos, con sus partidos que tanto daño le ha hecho al mismo pueblo que votó por cada uno de estos sinvergüenzas…

Los periódicos nacionales, portales de información han dado cuenta de la enorme corrupción que prevaleció en el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, y de sus principales operadores que se disfrazaron de secretarios de las dependencias públicas, es decir unos auténticos transgresores de la ley, que de la noche a la mañana amasaron grandes fortunas…

¿Con todas estas evidencias todavía la Fiscalía no ha podido integrar un expediente para iniciar procesos penales en contra de estos individuos con nombre y apellidos?

Si la actual Fiscalía no puede conseguir la documentación requerida para actuar, puede ser que acudiendo con el ex fiscal Joaquín Carrillo Ruíz, pueda proporcionarse, y sino pues con el primer procurador que tuvo Gabino Cué que fue Manuel de Jesús López, quien pasó en aquel tiempo a ser el titular de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental para que finalmente lo colocaran para ser magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Y las preguntas; ¿quién está protegiendo a Gabino Cué Monteagudo? ¿Será tal vez Diódoro Carrasco Altamirano?… ¡Hasta la próxima!

 

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión