QUINTERO EN SU TINTA.

FRANCISCO GARCÍA LÓPEZ.

Sevitra dependencia obsoleta; nido de corrupción

Súper negocio de líderes transportistas a la vista.

Funcionarios gabinistas y su publicitado tren ligero.

Cortesía del Correo de Oaxaca/Antonio Quintero

Sevitra es un gran cochinero administrativo y financiero, es edén y paraíso fiscal dentro del mismo gobierno y de sus diversos socios que se ubican dentro del transporte público de Oaxaca.

Datos grotescos, cifras estratosféricas, recursos millonarios, y al final de cuentas el transporte público en toda la entidad oaxaqueña se encuentra entre los peores del país.

El servicio es lo más infame y pésimo que pueda haber, tan sólo en la capital de Oaxaca, en el famoso Centro Histórico, Patrimonio de la Humanidad, se pueden observar a cientos de camiones chatarra, desbaratados, echando humo, apestando y contaminando el ambiente, cruzan de un lado a otro, atraviesan el corazón de la ciudad capital, desquician el tráfico vehicular, son extremadamente grandes, torpes, y viejos.

Ese es su aspecto general, pero lo peor; es el servicio que brindan a más de 250 mil habitantes de la capital y sus zonas conurbadas según cifras del propio Inegi, representa sin duda un gran pulpo camionero, monopolio de intereses, oligarquía absoluta y beneficios directos a grupos afines al gobierno en turno, que representa un voto corporativo e intereses comunes, alejándose por completo de las razones principales del desarrollo y progreso de comunidades, regiones y del compromiso del propio estado hacía su población.

CARLOS MORENO ALCÁNTARA

SEVITRA NIDO DE CORRUPCIÓN

Sevitra entonces se ha transfigurado, decaído, y traicionado a los intereses por la que se presume fue creada como dependencia de un gobierno, una dependencia que se ha corrompido desde sus propias entrañas, así se ha demostrado cada que sale un secretario de esa dependencia, recordemos desde los tiempos de Ulises Ruíz Ortiz, cuando existía una dependencia que se conoció como COTRAN Coordinadora del Transporte y que era guiada por el entonces titular, Gonzalo Ruiz Cerón encarcelado sujeto a proceso penal por tráfico de concesiones, posteriormente fue absuelto, perdonado y formó parte de un pacto de impunidad de gobierno entrante y saliente; Ruiz Ortiz y Gabino Cué Monteagudo respectivamente.

Vendrían en turno en el gobierno del cambio, el de Gabino Cué Monteagudo, el perredista Pedro Salazar Silva, José Antonio Estefan Garfias, priista y luego perredista y concluiría luego el panista Carlos Moreno Alcántara, quien realizó la famosa venta nocturna de concesiones, dejando a la Sevitra en el mismo desastre o peor que como la encontraron, bueno se sirvieron con la cuchara grande; así que a panistas, perredistas, petistas, y grupos filiales a ese gobierno de Gabino Cué les fueron entregadas grandes cantidades de concesiones en todas las regiones de la entidad oaxaqueña.

Se formaron sindicatos sin toma de nota, y sin el mínimo conocimiento de lo que debe ser un sindicato de agremiados, no ha sido avalado por ninguna autoridad laboral, es decir debe ser garantizado por la misma Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), así como el contrato colectivo de trabajo de los agremiados entre patrón y obrero.

La inexistencia de elementales requisitos pone en evidencia la escasa calidad moral de quienes abusan y azuzan de sus seguidores.

Pero con esa desfachatez caminan y entran a “negociar” más concesiones para sus grupos de transportistas, para someter en su momento a las propias dependencias y a sus funcionarios en jaque y exigir las prebendas. Sobre todo en los tiempos electorales, estos se reafirman.

CAOS VIAL, LO QUE IMPERA EN OAXACA

CTM DESCONOCE A ÁLVARO REYES

La semana pasada nuevamente por la noche se sometió a la población trabajadora y a estudiantes que ya se desplazaban hacia sus hogares, los seguidores de Reyes Sánchez bloquearon, cerraron calles, avenidas importantes de la capital oaxaqueña, secuestraron autobuses, trailers, camiones pesados así como los colectivos, taxis, moto taxis de su organización adherida supuestamente a la (CTM).

Así mantuvieron a la ciudad y zona conurbada en un secuestro de su población, les impidieron llegar a sus hogares, coartando el libre derecho a transitar, violando el estado de derecho, mantuvieron así por varias horas, perjudicando a todos, no importando nada más, más que las ambiciones de obtener más concesiones para su grupo.

Sometieron al titular de Sevitra, Francisco García López, exigiendo su renuncia y pretendió lograr sus objetivos. Por lo que a unas horas después fue desconocido por la dirigencia nacional cetemista, a cargo de Carlos Aceves del Olmo señalando que la (CTM), no es para usarla en negocios turbios, además expresó que Álvaro Reyes no tiene ningún cargo, por lo que revisarán dicha situación con la Comisión de Contraloría y Justicia de dicha confederación.

SEVITRA EN LA OPACIDAD.

Todas esas organizaciones de transportistas ahora dizque disfrazadas de sindicatos se han conducido en la barbarie, con toda impunidad, han causado destrozos, enfrentamientos, y hasta muertos pero todo concluye en la línea de la impunidad total.

Metidos en estas acciones el transporte público ha quedado en manos de grupos subversivos, que manipulan todo desde el servicio, hasta las tarifas, que finalmente imponen a diestra y siniestra y sin consentimiento de Sevitra, la dependencia está solo de parapeto.

CAOS VEHICULAR ORIGINADO POR EL TRANSPORTE PÚBLICO

Las tarifas las imponen los propios transportistas, sangrando a la población con sus altos precios y su pésimo servicio.

Sevitra como dependencia no hace nada para lograr acuerdos con los transportistas y no castigar el bolsillo de la clase trabajadora y la estudiante.

Sólo le interesa cobrar tenencias, emplacamiento de unidades particulares y de transporte público, de carga, licencias, su trabajo administrativo le reditúa a dicha dependencia grandes dividendos. Es casi una empresa privada, y se maneja como ello.

TRANSPORTE PÚBLICO, OTRO GRAN NEGOCIO.

Tan sólo en el año 2016 según los datos del gobierno del estado se gastaron 55 millones de pesos para “regular” el transporte público, eran los últimos meses del gabinismo.

En el 2013 ese gobierno obtuvo 43 autobuses urbanos, fue la segunda etapa de renovación del parque vehicular del transporte urbano de la Ciudad de Oaxaca, fueron en total 78 unidades que le fueron entregadas a los concesionarios del transporte público. Esto tuvo un financiamiento de 90 millones del Fondo Oaxaca.

Es decir los concesionarios han aportado su inversión pero que en la realidad el avance en ese sector es mínima. Entonces hay dos realidades; la que pintó muy bien el gobierno del cambio y la otra que es nuestra realidad; seguimos con un transporte deficiente, sucio, y peligroso.

Por ello era obvio que los propios funcionarios de Cué Monteagudo, apostaran para convertirse en poderosos magnates del transporte público de Oaxaca, y así fue con el ahora ex secretario de administración gabinista Alberto Vargas Varela, quien pudo afianzar un gran negocio a las sombras del poder, el city bus o microbús que se dejó inconcluso, y que para dicha construcción se violaron todas las leyes de Adquisiciones de Bienes y Servicios del Poder Ejecutivo entre otras.

ALBERTO VARGAS VARELA, INVERSIONES CLANDESTINA.

ALBERTO VARGAS VARELA. NEGOCIOS

Sin exhibir ninguna licitación pública Vargas Varela se auto compró 43 autobuses, ambulancias y se apoderó del proyecto del metrobús, la inversión también la anuncio Cué Monteagudo en su primera etapa de 400 millones de pesos, alardeaba que era un proyecto avalado por Banobras y los socios de dicho proyecto… ¡Increíble!.

Por supuesto los socios a que se refería eran de su propio gabinete y toda la red de complicidad y corrupción que ya había generado desde el primer día de su gobierno.

Mañosamente y perversamente fue orillando a una dependencia como la Sevitra a ser observadora de un proyecto de movilidad urbana, como pomposamente le llamaban, así que la danza de los miles de millones de pesos siguen bailando, sin saber dónde están, o posiblemente algunos sí sepan dónde están…todos esos millones del presupuesto histórico, pregúntenles a los perredistas, a panistas, a petistas y a los convergentes… Por ello las limosnas de todo ese banquete quedaban en el congreso local oaxaqueño, y diputados y diputadas sólo alcanzaron a llevarse unas macetas, televisiones, o computadoras registradas en los bienes del congreso… pero aun así se las llevaron… en medio de la penumbra…

¿VARGAS VARELA SERÁ DETENIDO?

Finalmente en el proyecto del Metrobús, hubo grandes cantidades de inversión anunciadas por Vargas Varela, pero “su proyecto” quedó inconcluso pues no les alcanzó el tiempo para lograr otro gran negociazo desde el poder, conflicto de interés, desvió de recursos, tráfico de influencias, se dispendio de todos los recursos habidos y por haber…

Y vienen las preguntas; ¿porque los partidos políticos han guardado demasiado silencio? ¿Por qué Alberto Vargas Varela, tampoco ha sido detenido a pesar de las evidentes pruebas de corrupción? ¿De ponerse en marcha el Metrobus, también pondrán en marcha las investigaciones sobre Vargas Varela?

En cuanto a Sevitra, las preguntas son obligadas: ¿Para qué sirve una dependencia que no va a resolver absolutamente nada? ¿Qué va a pasar con las concesiones clonadas, robadas? ¿Cuánto dinero en realidad entra a las arcas de esa dependencia? ¿Quiénes son piratas y quienes no? ¿Quiénes son irregulares? ¿Quién les permite circular? ¿Los moto taxis cumplen para ser un transporte seguro?

En cuanto al emplacamiento, tenencia vehicular, los oaxaqueños han tenido que recurrir inclusive a otros estados de la república para cumplir con ese pago, porque en Sevitra el cobro es bastante alto, publicitan descuentos cuando en realidad dichas rebajas son disfrazadas.

Los supuestos beneficios de los descuentos, sólo son y representan “un gancho”, porque en realidad el costo va superando al del año anterior.

La política económica inexistente, va perjudicando a miles de contribuyentes.

En medio de todo ese fango, el transporte público de Oaxaca es un total fracaso, para ello no es necesario hacer encuestas obligadas y en lo oscurito como lo hizo Vargas Varela, sino simplemente la respuesta la tienen millones de oaxaqueños, que a diario utilizan un medio de transporte y a quienes cada seis años les prometen y no les han cumplido.

GONZALO RUIZ CERÓN.

Sevitra continúa secuestrada, pintada al capricho de transportistas que lo único que piden son más concesiones para sus agrupaciones, no hay orden, no hay lógica, ni de ellos ni de las autoridades.

La Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra), es una dependencia que se maneja y se conduce como una empresa privada, que lo único que le interesa son vivir de los servicios que brinda Sevitra, es una empresa privada que se maneja y conduce como tal, urgen verdaderos cambios en esa dependencia, Francisco García López, ya demostró que en un año no ha podido hacer nada… ¿o nos equivocamos?-… ¡Hasta la próxima!.

 

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión