EDITORIAL

La violencia en Oaxaca a la orden del día.

Quienes viven en Oaxaca coincidirán con nosotros de que la violencia es imparable en cada municipio o región de la Verde Antequera. Es increíble que nuestro estado, al paso de los meses, se esté convirtiendo un Veracruz, Tamaulipas, Guerrero o Michoacán. “Levantones” en la zona norte del Istmo de Tehuantepec y los secuestros contra ganaderos son más frecuentes.

Juchitán de Zaragoza, no se queda atrás que día con día las estadísticas la ponen como el municipio más violento del Istmo de Tehuantepec. Apenas hace unas semanas, al menos ocho cuerpos fueron localizados en San Pedro Zanatepec, zona localizada a unos kilómetros de este municipio donde gobierna el Partido de la Revolución Democrática.

En Tehuantepec, un hombre que trabajaba de mototaxista fue localizado sin vida, luego que horas antes fuera “levantado” por hombres armados, que pese a la denuncia puesta en tiempo y forma por parte de los deudos, funcionarios de la Fiscalía en el municipio de Santo Domingo Tehuantepec, dijeron que tenían que pasar 72 horas para iniciar con las averiguaciones, pues la ahora víctima, según la Fiscalía, pudo haberse ido de parranda.

Hombres, mujeres y niños han sido desaparecidos en los municipios del Istmo de Tehuantepec y el estado de Oaxaca. Estas estadísticas siguen aumentando y los casos no resueltos siguen avanzando sin que los cursos o talleres, así como la millonaria inversión que ha realizado la Fiscalía y el gobierno del estado en capacitar a sus investigadores, den el resultado deseado.

El asesinato del ex Presidente Municipal de Santa Cruz Amilpas y líder de la sección 198 de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Wilfrido Sánchez Cruz, llegó a opacar la Semana Santa. Sánchez Cruz fue hermano de Marcos Sánchez, líder regional de la CTM en Oaxaca, quien fue detenido hace algunos meses por delitos como lavado de dinero, homicidio, delincuencia organizada, enriquecimiento ilícito, etcétera.

¿Casería de brujas en el estado? ¿Ajustes de cuentas? ¿Qué pasa en Oaxaca? Acaso ¿Se le está saliendo de las manos todo, al joven, actor de videos y quesque “gobernador” Alejandro Murat? ¿Debería renunciar ante la galopante delincuencia en municipios y regiones de Oaxaca? ¿Qué va a pasar ahora en adelante? ¿Los servidores públicos o secretarios de estados como el de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca y la Fiscalía del Estado son inoperantes? ¿Quién o quiénes son los responsables de la violencia en Oaxaca?

Algunas hipótesis apuntan que la muerte de Wilfrido Sánchez Cruz, podría ser una venganza cuya presunta felonía, junto con su hermano en prisión, habrían traicionado a quienes mueven a la CTM en Oaxaca junto con el tirano Hipólito Rojas y su secuas Rodolfo Ortega, que hoy andan a salto de mata, por los homicidios y golpizas a empresarios que ordenaron hacer en Salina Cruz.

Si esta hipótesis se concretiza, en los próximos meses, años quizá, podría haber más muertes por culpa de la ambición desmedida de poder, permitida por las propias autoridades de los tres niveles de gobierno, en consecuencia, el terror invadirá todo lo largo y ancho de Oaxaca. Al tiempo.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
PORTADA DIGITAL DE LA SEMANA
Caricaturas de Ben Morín
"
Spot Semanario de Opinión