POLÍTICA INCONFESABLE: TIEMPO DE CANALLAS.

BULMARO RITO SALINAS

Cortesía del Correo de Oaxaca/Rodrigo Villar.

Escaso es el número de personas que toman decisiones, derivadas de la congruencia que les hace diferentes de la mayoría. Ese atributo, se esperaría, estaría acompañando a los políticos, que deberían ser ejemplo de probidad, de decencia, honorabilidad y compromiso con la sociedad, que es el bien más preciado para quienes se comprometen a servirlo.

El ideal de la práctica política, es eso, un ideal, un modelo que está en el imaginario pero no en el actuar de los políticos, ni en México, ni en Oaxaca. Hay de bichos a bichos en la política. Especímenes de baja ralea los encontramos en todos los partidos. Hoy habremos de referirnos a uno de la más baja: Ulises Ruiz Ortiz, el chacal de Chacaltongo.

SOFÍA CASTRO RÍOS

Resulta que en su andar como figura que expolió a nuestro estado se convirtió en el represor más virulento contra la sociedad y sus múltiples expresiones de inconformidad ante la aberrante impunidad del gobierno y sus funcionarios corruptos. En sus manos aún se conserva la sangre de decenas de personas muertas, a raíz del uso de la fuerza irracional desde el Estado contra quien se levantó en protesta por las fechorías vergonzantes.

El chacal de Chacaltongo, tiene en su haber la despreciable estadística de mayor pobreza en Oaxaca, misma que se encargó de editar el inefable Gabino Cué-, el hurto descarado de miles de millones de pesos para su bolsillo, en perjuicio de cientos de miles de nuestros conciudadanos.

ULISES RUIZ ORTIZ

Ulises Ruiz recibió del erario federal la mayor cantidad de recursos para combatir la pobreza, pero en su gobierno, los niveles de ésta se dispararon. ¿Y por qué, nos preguntamos? sencillo, el tomo mayor de la historia moderna de Oaxaca los perpetraron Ulises Ruiz, y sus secuaces en la administración estatal. Repito: miles de millones de pesos utilizados patrimonialmente y triangulados a las arcas de cada uno de los funcionarios del chacal.

De este sujeto a toda la sociedad reprimió y robó, y pretende seguir engañando a propios y extraños. Ahora resulta que es un demócrata que tiene argumentos e ideas, para cambiar a su partido, el PRI. Eso sí es delirante, pero sobre todo peligroso.

CÉSAR AUGUSTO SANTIAGO

Resulta que, chantajista como es Ulises Ruiz, se ha decidido a desafiar al gobierno de Alejandro Murat disputándole candidaturas, y posiciones de poder en el Congreso Federal (Cámara de Diputados y Senado de la República)

Es por todos sabido que Ulises Ruiz, un tipo deleznable en todos los terrenos de la educación, decencia, respeto y honorabilidad, se ha dedicado a torpedear a la dirigencia nacional del PRI, erigiéndose como un demócrata de closet a través de una corriente crítica que impulsa, junto a su patiño, César Augusto Santiago, la renovación del viejo dinosaurio y cuasi cascarón, llamado PRI.

SAMUEL GURRIÓN MATÍAS

¿Quién le cree a Ulises Ruiz? Creo que sólo sus entenados, los mismos que como Samuel Gurrión, Manuel García Corpus, el vulgarito Rito Salinas, Sofía Castro, Jorge Franco y Epidio Concha, Eviel Pérez Magaña, Jacobo Sánchez, Gonzalo Ruiz Cerón, Gustavo Zanatta Gasperin y Javier Villacaña, le rindieron honores a cambio de que éste les permitiera hacer trapacerías, acciones violentas contra el pueblo y raterías imperdonables.

Ahora con el mayor de los cinismos e hipocresías, el señor Ulises utiliza al frente anti-natural de izquierda y derecha, conformado entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano para golpear el mandato de Alejandro Murat, que si bien es éste una máquina aceitada para una carrera de fórmula uno, algunos de los funcionarios del gobierno, que tienen nexos con Ulises Ruiz –y otros que no tanto- lo obstaculizan como carcachas decrépitas.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
PORTADA DIGITAL DE LA SEMANA
Caricaturas de Ben Morín
"
Spot Semanario de Opinión