HOSTILIDADES “SILENCIOSAS” Y CAMPAÑAS PREMATURAS

Cortesía de Ben Morín


Ahora que se acercan las elecciones (según las mentes perversas, aunque aún estén muy lejos de celebrarse), comienza a generarse un excedente de temas al respecto: Desde financiamiento ilegal con dinero público de municipios corruptos para la prematura campaña del aspirante a gobernador de Morenaza, Muyladrón Jara, hasta la repugnante guerra silenciosa entre la delegación del Gobierno Federal de Mejicópolis, a cargo de Nanchis Ortiz, y el Gobierno Estatal de Oajacalifornia, con Chente Melcocha y Germán Espinoso como principales antagonistas.

Por lo menos en el tema administrativo (manejo y finanzas del dinero), Oajacalifornia ha sido un desastre, voluntaria y, con la pandemia, involuntariamente. Desde el anterior secretario de las Finastranzas al actual, todo ha sido un rosario de broncas, deudas y más endeudamiento público, problemas para cubrir requisitos para la “liberación” de los recursos y trabas para que los encargados de liberarlos, los liberen. Conflictos de intereses, pugnas por el dinero y una delegada del Gobierno Federal, Nanchis Ortiz, dispuesta a todo para afectar “electoralmente” al gobierno estatal a través de perjuicios maquinados estratégicamente para el retraso en la aprobación y entrega de dinero a las dependencias locales.

Organizaciones sociales y municipios han comenzado a cerrar calles de la Capital en protesta por la falta de cumplimiento de compromisos (entregas y pagos de recursos para obras públicas); en la Universidad Pública de Oajacalifornia (La UAPJO), no se pagan sueldos desde febrero, aun cuando recibe un presupuesto anual de más de 1 mil millones de pesos (y sus facultades, sedes y deportivos se están cayendo a pedazos, literalmente, lejos de los daños ocasionados por el terremoto); los ayuntamientos se quejan que la Secretaría de las Finastranzas no entrega los recursos que le corresponden (dice OsGuango Asquín que por eso no da mantenimiento a las calles llenas de baches y a los semáforos inservibles, pero sabemos que ésos son puros pretextos para intentar excusar su güevonada, corrupción y torpeza natural ocasionada por su gusto por el alcohol del 96).

¿Pero qué está haciendo el gobierno local para resolverlo? Chente Melcocha Güeyes y su cómplice… es decir, su socio… que diga, su compañero de gabinete, Germán Espinoso Santirroñas, secretarios de Finastranzas y de la Mala Administración, respectivamente, parecen secuestrados y hasta asustados por la feroz voluntad de Nachis Ortiz, a quien parece no temblarle las manitas para condicionar, retrasar y hasta negar la entrega de recursos que, dice el gobierno estatal, han sido previamente solicitados con todos los requisitos de Ley cubiertos.

Los gobiernos “tradicionales” parecen haber comprendido que el despilfarro del Dinero Público ya no es ni será una opción, por no decir un anhelo. Y de las transas, ni hablar… Habíamos sido secuestrados por un sistema político y administrativo que, además de inhumano, era absurdo, criminalmente absurdo. E inclusive los priistas (los panistas aún están lejos de aceptarlo) han aceptado que se puede hacer política y administrar recursos de manera eficiente con responsable austeridad, porque además, el Gobierno Federal los ha obligado a invertir sus partidas combinadas con recursos federales en proyectos importantísimos, especialmente de Salud, Educación e Infraestructura en general.

El Góber de Oajacalifornia, recientemente, anunció que se harán recortes importantes y se desaparecerán dependencias que nomás sirven para una chingada (perdón, me emocioné). Secretaría de Turismo, por ejemplo, dependencia excesivamente cara y criminalmente despilfarradora, y otras hasta ridículas como el Instituto de las Artesanías, deberían ser direcciones, coordinaciones o subsecretarías pequeñitas que dependan de la Secretaría de Cultura. Millones y millones se tiran a la basura cada año para mantener aparatos burocráticos inútiles. El gobierno de la Ciudad Capital de Oajacalifornia, manoseado por OsGuango Asquín, por ejemplo, gasta en empleados públicos poco más de 1 mil millones de pesos cada año; muchos de sus sueldos están tasados hasta en más de 90 mil pesos mensuales, casi lo que gana el Pejesidente AMLO (por eso no hay para dar mantenimiento a calles y semáforos).

Se afirmaba, hace tiempo, que en Oajacalifornia un alto porcentaje de la población dependía económicamente del servicio público, de cargos del gobierno estatal, pero no es así. Apenas un 2% de la población depende de ingresos por el empleo público, y de ese porcentaje debemos considerar a los tradicionales aviadores y la excesivamente alta tasa de empleados públicos ineficientes y flojos, muchos de ellos sindicalizados, a los que no se les puede avaluar, y mucho menos despedir. Si se desaparecen dependencias totalmente, no se sacrificaría mucho de ingresos y fuentes de empleo. Con la pandemia, los ciudadanos se volvieron más activos en producción, comercialización y generación independiente de ingresos; entendió que no es necesario depender de nadie, y menos del empleo público.

Los malos manejos administrativos (de Germán Espinoso Santirroñas) y el desmadre en las Finastranzas (de Chente Melcoha Güeyes), además de todos los daños por la Pandemia, pero ESPECIALMENTE la súperdeleaguada Nanchis Ortiz, que no libera los recursos pese a la crisis, que no tiene (ella ni sus empleados) capacidades técnicas ni de recursos humanos competentes ni suficientes para las revisiones de la requisición y aprobación, ni es responsable para actuar con profesionalismo, que le importan más las elecciones que están a años de celebrarse, están afectando seriamente la economía de los ciudadanos de Oajacalifornia. El estado, en lo que respecta al Dinero Público, está prácticamente en BANCARROTA. Los ciudadanos siguen produciendo y vendiendo, sobreviviendo o generando historias de éxito. Pero una importante parte de la población que depende de ingresos y el movimiento del Erario, ¿en qué forma afectarán estas hostilidades “silenciosas” al PRI o a Morena en las elecciones aún lejanas? ¿Quiénes resultarán afectados y quiénes beneficiados “electoralmente” por estas broncas en las esferas del poder estatal?

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión