Salomón candidato, ¿y ahora qué sigue?

Por: BenMorín
 
(La perrada amontonándose por huesos y los destacados funcionarios que sí se debería considerar)
 
Supongamos y asumamos que cualquier proceso de impugnación de Susana Harp fracasa y Salomón Jara es finalmente el candidato de Morena, ¿qué sigue? ¿Cuáles serán ahora los temas para tratar?
 
A reserva de los resultados de las impugnaciones de Susana Harp, si se mantiene Salomón Jara como candidato, ese camino nos conduciría a reflexionar sobre el verdadero compromiso y solidaridad con la 4T. Es decir, que Jara como probable futuro gobernador morenista, si bien podría parecer el elemento esencial de la 4T en Oaxaca, realmente no lo es del todo, porque necesita, primero, la aprobación y votación del Pueblo y, después, un gabinete de primera, y no chingaderas.
 
Se necesita gabinete serio, funcionarios eficientes en equipo e individualmente, que enarbolen nobleza y honestidad y tomen decisiones eficaces. El gobernador no es suficiente; se necesita a gente chingona, pues, que hagan equipo con él para que ese compromiso con la 4T sea verdadero, serio, y no pura simulación.
 
Sin embargo, más allá de las amistades, Jara hizo compromisos con quienes lo apoyaron y nunca lo abandonaron, compromisos reales y negociaciones que se cumplirán, por lo menos parcialmente, y es una realidad que debemos también aceptar. Pero independientemente de ello, para el funcionamiento correcto de ese compromiso con el Pueblo, esos compromisos se deben depurar para seleccionar a lo mejor de lo mejor, y agregar a políticos que no han apoyado a Jara, pero que están dispuestos a abonar a la 4T pese a sus diferencias.
 
Además, se debe considerar especialmente a quienes están libres de cargos, porque si por cumplir compromisos van a renunciar camadas de presidentes municipales y diputados transcurrido solamente el primer año del trienio, la perrada sería muy evidente (o por lo menos que se esperen a la segunda mitad del sexenio del gobierno).
 
Las propias contendientes de Salomón, la diputada Irma Juan Carlos y la senadora Susana Harp Iturribarria; Oliver López García, alcalde de Santa María Petapa, uno de los alcaldes que, con presupuesto pequeño, generó una administración digna de elogios; el exdiputado Pavel Meléndez, destacado legislador local; Nancy Ortiz, delegada federal, que a pesar de errores, ha sido responsable con el cargo; sería interesante tener también a Adelfo Regino en el gabinete; Vilma Martínez, que a pesar de haber sido una presidenta esclava de decisiones ajenas y ha mostrado favoritismo exagerado hacía Jara, también ha destacado en su administración; Carol Antonio Altamirano, licenciado en Derecho con larga carrera legislativa, también ocupó ya un cargo federal en la Secretaría de la Reforma Agraria, sería un elemento indispensable… Muchos nombres interesantes que no precisamente podrían llegar a los gabinetes legal, ampliado y otros cargos relevantes por “compromisos” o acuerdos, sino por sus destacadas carreras o desempeños en cargos actuales o anteriores.
 
No olvidemos, también, una Vocería (Comunicación Social) digna, que realmente se dedique a comunicar, a establecer comunicación gobierno-ciudadanos, y no sólo a ensalzar y llenar de flores los ademanes gubernamentales y maicear a comunicadores con presupuesto de cientos de millones anuales.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión