Devoción y devotos

• Religiones distintas a la católica ganan terreno en el ámbito nacional
• Malverde tiene entre la mayoría de sus devotos a infractores de la ley

Cortesía de El Correo de Oaxaca/Ari Salgueiro

No hay duda, la religión católica ha perdido terreno en el país ante otras doctrinas. En el país, el descenso de católicos es notorio. Mientras en el año 2000, eran el 88.22 por ciento de la población, en el año 2010 sólo el 83.9 por ciento, lo que representa una disminución de un 4.32 por ciento.

Es un hecho que la diversidad religiosa en México ha aumentado en los últimos años, sin embargo las cifras oficiales no reflejan este crecimiento, pues el número de miembros de algunas iglesias es superior a las presentadas en Censo de Población y Vivienda del 2010.

Así que, si hacemos caso a esto, los datos que presenta la Iglesia Católica no son reales y ni siquiera corresponden a las cifras de bautizos y matrimonios que reconocen.

Actualmente la Secretaría de Gobernación registra ocho mil 830 Asociaciones Religiosas y cada año, en promedio, se registran 200 nuevas asociaciones religiosas de distintas denominaciones evangélicas.

De acuerdo con el Censo de 2010, la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, Luz del Mundo tiene 188,326 miembros y tuvo un crecimiento de 17 por ciento. Esta Iglesia asegura que tiene un millón 800 mil seguidores y que su presencia mayoritaria está en Jalisco, Ciudad de México, Estado de México y Veracruz.

Otra de las iglesias evangélicas es la de Jesucristo de los Santos de en los últimos Días, conocida popularmente como al de los mormones y que en ese mismo censo registró 314,932, mientras que en sus cifras oficiales registran tener un millón y medio de miembros; La Iglesia Metodista que según el Censo son 25,370, asegura que sus fieles suman 40 mil en el país.

Los famosísimos Testigos de Jehová, de acuerdo con el censo tienen un millón 561,086 fieles, mientras que las cifras oficiales de ellos reportan miembros activos hasta el 31 de mayo de 2017, 858 mil, distribuidos en 13,300 congregaciones, que se reúnen en unos 500 Salones del país.

Chiapas siempre se ha considerado como un termómetro del catolicismo y si lo seguimos considerando así, la Iglesia Católica debe estar seriamente preocupada.

Según Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas, el número de fieles en esa entidad. Según el censo del año 2010, en una población total de casi cinco millones de habitantes, sólo el 58.30 por ciento dijeron ser católicos, y el 27.35 por ciento son evangélicos de muy diversas denominaciones y 12.10 por ciento no manifestaron alguna creencia.

En Chiapas, la pertenencia a la religión católica ha ido descendiendo en forma progresiva. De 1970 a 1980, dejaron el catolicismo el 14.3 por ciento de la población. De 1980 a 1990, el 9.3 por ciento. De 1990 al 2000, el 3.44 por ciento. Del 2000 al 2010, el 5.86 por ciento. Los miembros de Iglesias o grupos evangélicos y protestantes aumentaron sólo en un 4.76 por ciento.

En síntesis, más allá de la clara caída del catolicismo, también queda evidenciado que las cifras no son del todo creíbles y en consecuencia no reflejan la realidad del culto popular.

Para poner un ejemplo, el censo establece que sólo 20 personas veneran a San Martín Valverde, sin embargo la Encuesta Nacional sobre Creencias y Prácticas Religiosas en México, señala que once por ciento de la población tiene altares dedicados a santos populares como Martín Valverde, santo al que se le rinde culto desde la época porfiriana.

A este respecto, Alberto Hernández, investigador del Colegio de la Frontera Norte, afirmó que los integrantes de la delincuencia organizada han dejado de lado el fervor que tenían por la Guadalupana y se han inclinado a otras fuerzas “más cómodas” en la protección de sus actividades.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión