CONTAMINACIÓN, MATA A MILLONES.

Mueren al año 9 millones de personas; costo: 4.6 billones de dólares.

Pasaporte mexicano es bien recibido en innumerables países.

Cortesía del Correo de Oaxaca/Eduardo Ruiz Healy

El sitio web www.sfgate.com, que es el sitio en Internet del diario estadounidense San Francisco Chronicle, publicó el domingo pasado un artículo intitulado Study: Pollution kills 9 million a year, costs $4.6 trillion (Estudio: La contaminación mata a 9 millones cada año, cuesta 4.6 Millones de dólares).

El estudio a que alude el artículo es el que un día antes difundió la prestigiada revista médica británica The Lancet, intitulado Pollution, health, and the planet: time for decisive action (Contaminación, salud y el planeta: es hora para una acción decisiva).

Curiosamente, mucho se dice y escribe sobre otras causantes de muertes humanas, pero poco sobre cómo la contaminación del aire, la tierra y el agua está matando a millones de hombres, mujeres y niños anualmente.

Es probable que los intereses económicos de las grandes corporaciones, que repetidamente han sido acusadas de contaminar nuestro planeta, jueguen un papel para mantener el tema fuera de la discusión pública.

El artículo de referencia anota que “la contaminación ambiental, está matando cada año a más personas que todas las guerras y toda la violencia. Más que fumar, el hambre y los desastres naturales. Más que el (SIDA), la tuberculosis y la malaria combinadas.

“Una de cada seis muertes prematuras en el mundo en 2015, -aproximadamente nueve millones, pueden atribuirse a enfermedades que resultan del contacto con sustancias tóxicas.

El costo financiero de las muertes, enfermedades y servicios médicos relacionados a la contaminación es igual de masivo, dice el reporte, representando pérdidas anuales de unos 4.6 Millones de dólares, algo así como el 6.2% de la economía global.

El artículo, escrito por Katy Daigle, de la agencia de noticias AP, se refiere al estudio de The Lancet cuando anota que, “Los expertos dicen que las nueve millones de muertes prematuras, que el estudio encontró fueron sólo una estimación parcial y que la cantidad de personas muertas por la contaminación es indudablemente más alta, y se cuantificará una vez que se realicen más investigaciones y se desarrollen nuevos métodos para evaluar los impactos dañinos.

Áreas como el África subsahariana, aún no han establecido sistemas de control de la contaminación del aire. La contaminación del suelo ha recibido escasa atención.

Y todavía hay muchas toxinas potenciales que aún se ignoran, con menos de la mitad de los 5,000 nuevos productos químicos ampliamente dispersos por todo el medioambiente, desde 1950 probados para determinar su seguridad o toxicidad”.

El estudio es amplio y requiere ser analizado cuidadosamente. En próximas columnas me referiré a lo que sobre la contaminación en México se refiere, la cual aparentemente es peor de lo que quisieran hacernos creer nuestras autoridades.

En esta época de comunicaciones globales, y fácil acceso a la información, es difícil, si es que no imposible, que los secretos sigan siéndolo por mucho tiempo.

LA FUERZA DE PASAPORTE MEXICANO

Para fortuna de los mexicanos que viajamos al extranjero, pocos son los países que nos ponen tantas trabas como Estados Unidos, para atravesar sus fronteras.

Se difundió hace unos días el Global Passport Power Rank 2017, (Ranking Global del Poder de los Pasaportes), que es un índice que califica al pasaporte de un país, según los destinos a que el titular del mismo puede viajar sin solicitar visa.

Así, de acuerdo con el (GPPR), 2017, el pasaporte que más puertas fronterizas le abren a su titular es el de Singapur, quien puede viajar sin visa a 159 países de los 199 que incluye el índice.

Después del pasaporte singapurense, siguen los de los estos países, anotándose entre paréntesis el número de países que no les piden visas a sus titulares: Alemania (158); Corea del Sur y Suecia (157), Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Japón, Noruega y Reino Unido (156); Austria, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Portugal y Suiza (155); Canadá, Estados Unidos, Irlanda y Malasia (154); Australia, Grecia y Nueva Zelanda (153); República Checa, Islandia y Malta (152); Hungría (150); Eslovaquia, Eslovenia, Letonia, Lituania y Polonia (149); Estonia (148); Liechtenstein (147); Chipre (146); Brasil y Croacia (144); Argentina, Bulgaria, Chile, Mónaco y Rumania (143); Hong Kong (142); y San Marino (140).

Debajo de estos 45 aparecen los pasaportes que permiten viajar a 139 o menos países sin la visa correspondiente, entre ellos el de México, que a sus titulares les permite viajar sin visa alguna a 132 países, lo que lo coloca en un buen lugar, el 51 de 199.

De los países latinoamericanos, tienen más poder para abrir fronteras, los de Brasil (144 países), Argentina y Chile (143 países).

¿Por qué es importante el número de países que reciben sin visa al titular de un pasaporte?

Sobre todo, por la facilidad que le da a empresarios y ejecutivos de entrar sin mayor problema o trámite a un país en donde realizan o pretenden realizar negocios.

Los empresarios que viajan con frecuencia a Estados Unidos, por ejemplo, corren el riesgo de no poder entrar a ese país si se les vence la visa correspondiente y no tramitan su renovación con la debida anticipación.

Para complicar las cosas más, el gobierno estadounidense presidido por Donald Trump, ha anunciado que hará más estrictos los trámites para solicitar una visa, incluida la que se les da a hombres y mujeres que viajan a ese país por razones de negocios.

Ahora que se habla que México debe buscar nuevos mercados para dejar de depender tanto de Estados Unidos, nuestro gobierno debe buscar que otros países que actualmente les exigen visa a los mexicanos para ingresar a su territorio, dejen de solicitarlo. Entre ellos está China.

ESTUPIDEZ DE ALGUNOS TRUMPISTAS

El presidente estadounidense Donald Trump, está decidido a dar por concluido el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Si aún no lo ha hecho es porque ha cedido a las presiones de algunos de sus colaboradores más poderosos que no ven beneficio alguno en que se cancele el tratado.

Este grupo de defensores del libre comercio, está integrado por el jefe del Consejo Económico Nacional Gary Cohn, el secretario de Tesoro Steven Mnuchin, el asesor de seguridad nacional H. R. McMaster, y el jefe del gabinete John Kelly.

Sin embargo, tarde o temprano, cuando le convenga, Trump ignorará a los que defienden el libre comercio y apoyará a los nacionalistas populistas con quienes más se identifica ideológicamente, y que también ocupan puestos claves dentro de su administración.

Ellos son el secretario de Comercio Wilbur Ross, el asesor senior de Trump, y aliado político del fascista Steve Bannon, Stephen Miller, el Representante Comercial de Estados Unidos que también encabeza el equipo negociador del (TLCAN), Robert Lighthizer, y el jefe de la recién creada Oficina de Comercio y Política Manufacturera de la Casa Blanca, Peter Navarro, un economista egresado de la Universidad de Harvard, famoso por ser un enemigo furibundo del libre comercio, de los acuerdos multilaterales, de China y de México.

A pesar de que Navarro, ha escrito 14 libros y un buen número de artículos para Barron’s, Bloomberg, Businessweek, Los Angeles Times, The Boston Globe, The Chicago Tribune, The International Herald Tribune, The New York Times, The Wall Street Journal, Harvard Business Review y otros influyentes medios, los economistas del establishment que trabajan en los principales grupos financieros, o escriben en publicaciones como la revista Forbes, aseguran que sus ideas son equivocadas y están poco fundamentadas. El problema es que estos expertos no tienen la influencia que Navarro tiene sobre Trump.

Durante su campaña electoral, el entonces candidato republicano, se refirió así de Navarro: “Hace años leí uno de sus libros, sobre los problemas comerciales de Estados Unidos y quedé impresionado por la claridad de sus argumentos, y por la minuciosidad de su investigación.

Ha documentado a conciencia los daños infligidos por el globalismo a los trabajadores estadounidenses, y ha establecido un camino para restaurar nuestra clase media.”.

La posición de Navarro, contra el libre comercio es extrema. Por ejemplo, el diario The Washington Post, reportó que el martes pasado Navarro, circuló un documento en donde se afirma que la disminución de las manufacturas estadounidenses, que según el gobierno de Trump, es efecto del (TLCAN), y el acuerdo comercial entre Estados Unidos y Corea, elevó las tasas de divorcio, violencia conyugal, abuso de drogas y asesinato en Estados Unidos.

La estupidez de algunos trumpistas no tiene límites.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión