REPUDIAN A SOFÍA CASTRO POR MALANDRINA

  • La más “tehuana que muchas, dice ahora que es más “Xhunca” que las propias paisanas de Salina Cruz

Por: Agustín Oseguera Sánchez

SALINA CRUZ, OAX.- Nuevamente enviaron a la chaparrita de Yautepec, a competir a la diputación local por Salina Cruz, luego de que en otras ocasiones perdiera la jornada electoral.

Sofía Castro es una política oaxaqueña, oriunda de San Carlos Yautepec, muy cerca del Istmo, pero no en el Istmo.

Fue presidenta de ese lugar (1999-2001), también fue diputada local por el Distrito IV de Tlacolula de Matamoros (LVIII Legislatura, 2001-2004) y Diputada federal por el Distrito V de Tehuantepec (LIX Legislatura, 2003-2006).

En la LX Legislatura Local (2008 al 2010), fue diputada por el Distrito VI de Tehuantepec y  por si fuera poco, también fue diputada federal una vez más, del 2009 al 2012), por el Distrito… sí, adivinaron, el V Electoral Federal de Tehuantepec.

Es decir, que a pesar de que Yautepec tiene sus propios distritos local y federal, parece que a Sofía Castro ya le gustó el área distrital de Tehuantepec y sus municipios.

Su primer curul local la consiguió el Distrito IV (Tlacolula de Matamoros), al que pertenece San Carlos Yautepec, de donde es originaria.

Sin embargo, para engañar a los istmeños, Sofía Castro aseguraba en sus campañas políticas que “es más tehuana que muchos”. Pero si no se interesa ni por su propio Pueblo y su distrito, ¿Qué de bueno le podría ofrecer al Istmo de Tehuantepec?

Sofía Castro forma parte de un bloque priista de lo peor (si ya ser del PRI es ser de lo peorcito), de lo más insano, demente y ambicioso.

“La peladita”, como conocen a Sofía Castro, es ampliamente conocida como una corrupta profesional. Y pensarán algunos ilusos: “Pero ‘La Peladita’ sí ha hecho cosas buenas, hasta despensas nos regala”.

Los diputados locales y federales reciben y gestionan millones y millones que, en muchos casos, nadie ve, ni siente siquiera, ni imagina, que terminan desapareciendo.

Mientras eso ocurre, mientras se desaparecen miles de millones cada año, los pobres son más pobres y los políticos son cada vez más ricos.

Sofía Castro, acusan, presuntamente es millonaria, o tal vez multimillonaria; presuntamente posee terrenos, empresas, o por lo menos con prestanombres.

El hecho, pues, de “dar” algo a los ciudadanos, que no es suyo, pues todo lo que “dan” o “gestionan” los políticos, como los diputados, se paga con nuestros impuestos, con nuestro dinero público, con el erario, el hecho de “dar” no les excusa de sus presuntos enriquecimientos ilícitos.

Así como la ven de chaparrita y carismática (cuando está de buen humor), Sofía Castro no sólo es un peligro para el dinero del pueblo, no sólo es un peligro para el erario, sino ya ha sido un peligro, ya que tiene un presunto historial de corrupción y presuntos malos manejos impresionante no sólo de alcaldesa, diputada federal y local, sino en por lo menos una docena de cargos por designación directa (huesos), y el daño que ha provocado a Oaxaca es ya imperdonable e irreversible.

¡Con qué cinismo se postula de nuevo! ¿No está cansado ya el Pueblo de parásitos ineptos como Sofía Castro?

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!