¿QUIÉN ES LA ACTRIZ PORNO QUE FUE CLAVE EN EL JUICIO CONTRA DONALD TRUMP?

  • Después de sostener relaciones sexuales, Donald Trump evitó que saliera de su habitación y me desmayé, dijo en el juicio
  • Durante una entrevista en el programa de “60 minutos” de la CBS, Stormy Daniels detalló su encuentro con Trump
  • Trump ha negado que haya tenido sexo con la ex actriz y que Daniels siempre quiso participar en programa el “Aprendiz”

Angie Nataly Ruíz Hurtado/Cortesía del Correo de Oaxaca

Stormy Daniels fue una de las principales protagonistas durante el juicio en el que se halló culpable a Donald Trump de 34 delitos. El jurado determinó que el exmandatario hizo pagos irregulares para tratar de comprar el silencio de la actriz porno con quien tuvo una relación extramarital en 2006.

En esa causa Trump estaba acusado de 34 delitos en relación con los 130 mil dólares que pagó a Daniels durante la campaña presidencial de 2016 para ocultar la relación sexual que tuvieron diez años antes. El carácter penal del juicio lo convierte en un hecho histórico, pues nunca antes un expresidente fue juzgado por la vía penal.

La misma Daniels declaró el pasado 7 de mayo en el juicio y reveló detalles inéditos sobre su relación con el republicano. Daniels asegura que tuvo un encuentro sexual con Trump en 2006.

Pero el encuentro sexual o el soborno no son los delitos que juzgó el togado de origen colombiano Juan Merchán en la ciudad de Nueva York.

Por el contrario, el caso se centra en que Trump hizo pasar el pago a la ex actriz porno como gastos legales de su entonces abogado personal Michael Cohen, que había adelantado el dinero de su propio bolsillo, de la empresa familiar Trump Organization.

Durante el juicio, cuyo veredicto hoy revoluciona la política de Estados Unidos, Daniels dedicó su testimonio a contar cómo con 23 años pasó de ser una bailarina a actriz y guionista de cine porno.

¿QUIÉN ES STORMY DANIELS, LA ACTRIZ QUE PUSO CONTRA LA CUERDAS A TRUMP?

 Su nombre real es Stephanie Gregory Clifford, pero es conocida en la industria del cine adulto por su nombre artístico Stormy Daniels. Su seudónimo combina el nombre de la hija del bajista Nikki Six, quien pertenece a su banda favorita Motley Crue y quien le puso a su hija Storm. El Daniels viene por su amor a la marca de whisky Jack Daniels.

La actriz nació en Luisiana, en el sureste de los Estados Unidos. Hija de padres divorciados, creció con su madre en un entorno en el que predominaba la pobreza. Soñaba con ser veterinaria o periodista, pero la difícil situación económica la llevó a entrar en el mundo del entretenimiento para adultos.

Comenzó como stripper mientras terminaba la secundaria y, una vez salió de la escuela, incursionó en el cine porno con su primera película en 2002. Desde entonces, ha trabajado como actriz, directora y productora de películas porno. Se ha casado cuatro veces y su pareja actual es otra estrella del cine para adultos. Además, tiene una hija.

Daniels hizo parte de películas como Virgen a los 40 y recibió premios como el de la revista Adult Video News. También intentó incursionar en la política cuando quiso disputarle el escaño en el Senado a David Vitter en 2010. Meses después, retiró su candidatura republicana al considerar que «no era la mejor para el puesto».

Reuters asegura que Daniels construyó todo un imperio lucrativo gracias a su presunta relación sexual con Trump. En 2018, por ejemplo, publicó su libro ‘Stormy Daniels, Full Disclosure’ (Stormy Daniels, Revelación total) en el que contó detalles explícitos de su relación sexual con el expresidente, además de historias de su infancia y de su carrera en el cine para adultos.

Luego, publicó un documental titulado ‘Stormy’ en la plataforma Peacock, en el que contó por qué recibió el pago del soborno en 2016 y los ataques que ha enfrentado desde entonces por parte de seguidores de Trump.

¿CÓMO CONOCIÓ AL EX PRESIDENTE DONALD TRUMP?

Daniels asegura que conoció al republicano en 2006 durante un torneo de golf en Lake Tahoe, California (Estados Unidos). Para ese entonces, Trump tenía 59 años y llevaba un año de casado con su tercera esposa, Melania Trump. La actriz, por su parte, tenía 27 años.

El magnate era famoso por su programa televisivo The Apprentice (El aprendiz), un reality show en el que distintos empresarios competían por un premio de 250 mil dólares y por la posibilidad de trabajar en una de las compañías del expresidente.

Cuando se conocieron, Daniels había sido contratada por el torneo del American Century para saludar y felicitar a los ganadores de la competencia. Ese día, dice la actriz, uno de los guardaespaldas de Trump la llevó a la habitación del magnate con la excusa de que Trump quería invitarla a cenar y, luego de un rato, sostuvieron un encuentro sexual.

La polémica comenzó en enero de 2018, cuando el estadounidense The Wall Street Journal reveló una investigación en la que afirmaba que el abogado personal de Trump había entregado un soborno a Daniels por 130 mil dólares con el fin de guardar su silencio antes de las elecciones de 2016.

Ese mismo año, Daniels también concedió una entrevista al programa 60 minutes, de CBS News, en la que dio detalles de su relación sexual con Trump. En ese entonces dijo que la relación sexual fue consensuada y que había visto la oportunidad de verse con Trump en el hotel como un negocio.

Luego, en su documental de Peacock publicado este año, Daniels afirmó que aceptó el pago del soborno con el fin de proteger a su esposo e hija y también para que «hubiera un rastro de papeles y de dinero» que la «vinculara a Donald Trump».

¿QUÉ DIJO DANIELS SOBRE TRUMP EN EL JUICIO?

Durante el juicio, Daniels se encontró cara a cara con Trump después de muchos años. La actriz, que pidió que en la audiencia la llamaran por su nombre artístico, llegó a la comparecencia con traje negro informal y se sentó en frente ante la impasible mirada de Trump, que vestía un traje azul y corbata dorada, y estaba rodeado por sus abogados en la sala del tribunal de Manhattan.

Tras subir al estrado, la actriz empezó a desgranar su difícil infancia y su participación en la industria. Nerviosa, contó que cuando conoció a Trump trabajaba en relaciones públicas de la empresa de cine porno Wicked Entertainment y que sabía que el expresidente era mucho mayor. «Probablemente mayor que mi padre (…). El Sr. Trump dijo que quería cenar conmigo», dijo.

Daniels narró que el día que se conocieron fue a la habitación de hotel del magnate, que describió como «siete veces más grande que su apartamento» y dijo que Trump la recibió en pijama de satén, algo que sorprendió a la joven, quien le pidió inmediatamente que se cambiara.

Sentados en la misma habitación, según Daniels, hablaron durante unas dos horas de diversos temas, como cuántas veces Daniels se tenía que hacer pruebas para ver si tenía enfermedades sexuales en su trabajo como actriz, y de la posibilidad de que ella apareciera en el programa de televisión de Trump.

También hablaron de la familia de Trump, y él le confesó que no dormía en la misma habitación que su esposa, Melania. En un momento de la conversación, Daniels se cansó de que Trump fuera tan «arrogante y pomposo» en sus respuestas.

Durante el testimonio, el juez Merchán ordenó una pausa y pidió a los fiscales que se omitieran los detalles explícitos del encuentro sexual.

Luego, la actriz relató que fue al baño en un momento dado y que al salir Trump ya estaba tumbado en la cama de forma insinuante en ropa interior. «Estaba en la cama en calzoncillos y una camiseta. Me sorprendió. No esperaba que hubiera nadie allí, especialmente sin mucha ropa», afirmó.

«La intención era bastante clara», sostuvo, antes de agregar que se preguntó a sí misma cómo se había «puesto en esta situación comprometedora».

Daniels indicó que pese a que no fue drogada ni tomó alcohol, no podía recordar «cómo terminó ahí». «No estuve amenazada ni verbal ni físicamente» aunque había un «desequilibrio de poder», afirmó.

La actriz narró que tuvieron sexo en la cama, «en la posición del misionero», y que Trump no utilizó preservativo. «Sentí vergüenza por no pararlo, por no decir que no», confesó Daniels, quien aseguró que habló de ello a «muy poca gente».

«Nunca dije ‘no’ porque nunca dije nada», recordó la actriz, e incluso narró que se desmayó después de que Trump le impidió salir de la habitación.

Daniels señaló que luego volvió a ver a Trump en varias ocasiones y que en una de ellas el magnate intentó volver a tener relaciones, pero no pasó nada porque ella le dijo que estaba con el periodo. Esa fue la última vez que se vieron en persona.

No obstante, hablaron por teléfono sobre la posibilidad de aparecer en su programa de televisión en varias ocasiones, algo que nunca se materializó.

Trump ha negado en múltiples ocasiones que haya tenido sexo con la ex actriz y asegura que la intención de Daniels siempre fue obtener un papel en su programa de televisión.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
PORTADA DIGITAL DE LA SEMANA
Caricaturas de Ben Morín
"
Spot Semanario de Opinión