Urge revisar el estado físico de los mercados del Istmo

• Es responsabilidad de Protección Civil dictaminar y saber el estado que guarda el inmueble físicamente y se descarte algún riesgo.

Por AGUSTÍN SANTIAGO

Santo Domingo Tehuantepec.- Los mercados de Salina Cruz y Tehuantepec padecen del mismo dolor, en ambos su estructura año con año se deteriora, pues registran una antigüedad de entre los 35 y 38 años de haberse edificado.

Por un lado, el mercado Jesús Carranza de Tehuantepec, localizado entre las calles Juana C. Romero y 22 de Marzo, fue construido hace 38 años aproximadamente y aún conserva el 40 por ciento de su arquitectura, a pesar de haber sufrido cambios por tratar de conservarlo.

Para Floriberto Hernández Sebastián, quien ha sido en dos ocasiones representante de la unión de locatarios, aseguró que ese inmueble se resiste a desplomarse a pesar de que ha pasado un sinnúmero de temblores de mediana y gran magnitud.

A pesar de los cambios que se han hecho en la losa, piso, paredes, aún continúa de pie, por lo que consideró que es importante que se le siga dando el mantenimiento por las autoridades municipales.

“Desde hace veinte años que tengo vendiendo al interior, he escuchado un sinfín de promesas, entre ellas que lo van a demoler para construir uno de dos niveles, pero solo han quedado en eso, promesas”, expresó.

Aquí, dijo, muchos locatarios han dado su vida comercializando una serie de productos y se han muerto con esa promesa de cambiarlo, pero seguiremos “soñando la justicia que algún día llegue”.

En ese inmueble alberga a no más de 300 locales, entre los que destacan carnes, pollo, alimentos, comida, ropa, calzado, frutas y dulces de temporada.

Otro de los problemas que enfrenta el mercado es que sus pasillos están copados por comerciantes que venden aguas frescas y dulces típicos, quienes colocan sus canastos en pleno paso, impidiendo el libre tránsito.

En el caso del mercado de Salina Cruz, que tiene 35 años de antigüedad, los locatarios explicaron que es importante que se revise la estructura al cien por ciento porque las tres naves ya están un poco dañadas.

En ese inmueble, de acuerdo con Oswaldo Castillo, representante de un grupo de locatarios, dijo que hay más de 400 locales en donde se expenden diversos productos, sobre todo comestibles.

Pero el problema radica en sus instalaciones, eléctrica, drenaje, agua y seguridad, las cuales enfrentan deterioros y serios problemas que han impedido el buen funcionamiento de la misma.

Dijo que eso es responsabilidad de Protección Civil dictaminar y saber el estado que guarda el inmueble físicamente y se descarte algún riesgo.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión