El ocaso de un tirano cetemista

• Hipólito Rojas, alias “Polo Loco”, abusó del poder, utilizaba el terror contra sus adversarios, empresarios, inversionistas y la población en general

Por ALFREDO LUIS

Salina Cruz, Oax.- La nula intervención de las autoridades de los tres niveles de gobierno, se evidenció con la ausencia de justicia ante la impunidad que caracterizó al otrora líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Hipólito Rojas; lo que decía, se hacía, pese a no estar de acuerdo. El temor de las autoridades era que “Polo Loco”, como también es conocido, paralizara la ciudad o bloqueara una importante vía de comunicación para satisfacer sus mezquinos intereses, nada ni nadie lo detenía.

El periodista Pedro Alberto Fernández Portilla, conocido como “Pedro Botero”, bautizó al tirano cetemista como “El Padrino”, en alusión a Alphonse Gabriel Capone, más conocido como “Al Capone” o “Al Scarface Capone”, apodo que recibió debido a la cicatriz que tenía en su cara, provocada por un corte de navaja, fue un famoso gánster en el vecino país del norte.

La diferencia es que el gobierno de los Estados Unidos capturó a Alphonse Gabriel Capone, lo envió a prisión de Alcatraz en los años 30, mientras que a Hipólito Rojas, el mismo sistema le otorgó todas las garantías de ley, al grado de rescatarlo de sus aposentos cuando vieron en riesgo su vida, lugar donde tenía su centro de operaciones para fraguar las pillerías que aterrorizó a empresarios, ahuyentando la inversión, atacando a comunicadores de prensa, radio y televisión, chantajeando y extorsionando a cuanto empresario sometía bajo amenazas.

Es acusado de planear el asesinato del líder ejidal, Aurelio Díaz Méndez, cuyo ataque sucedió el pasado 7 de julio de 2016, cuando la víctima se dirigía a su casa en la colonia Porfirio Díaz; de igual forma, se le señala como autor intelectual del crimen contra el gerente de Operaciones de la Administración Portuaria Integral (API), Raúl López Martínez, ocurrido el jueves 18 de febrero de 2016, cuando la víctima se encontraba en su casa localizada sobre la calle Lázaro Cárdenas y la avenida Oleoducto, en la colonia Hidalgo Oriente.

El líder ejidal, Aurelio Díaz Méndez, y el gerente de Operaciones de la API, Raúl López Martínez, no se prestaron a los actos de corrupción de Hipólito Rojas; Díaz Méndez no permitió a “Polo Loco” que extrajeran material pétreo del Polígono 14, propiedad del Ejido; mientras que López Martínez no le permitió al otrora líder cetemista actos de corrupción, por lo cual le hicieron una protesta cerrando las oficinas de la API.

Dice bien la crónica de Pedro Botero, pues a Hipólito Rojas le gustaba que le llamaran “Padrino” o “Capo” y que lo saludaran con un beso en la mano, incluso, solía presentarse como un “perdona vidas”, es decir, un burdo intento de copia de Al Capone, y que pretendía quizá llevar a la vida real la vida ficticia de Vito Corleone, “El Padrino”.

De por sí Hipólito Rojas llevaba una vida llena de remordimientos, estrés y frustración ante la hipótesis de que violó sexualmente a su hija, asimismo, jamás se pudo quitar la sombra de su verdadero padrino, quien lo puso al frente de la CTM: Luis Enrique Meléndez, a quien traicionó cobardemente. Buscando quizá vengarse de la poca cosa que representaba, pretendió imponer su poder a base de chantaje, extorsión y terror, ganándose a pulso el resentimiento de la propia sociedad en general, que finalmente es la que actúo para poder librar al puerto de Salina Cruz de sus tiranías.

Las ideas frustradas de “Polo Loco” eran en realidad un sueño guajiro, como se le conoce comúnmente: una fantasía; en lugar de traer desarrollo y progreso, se convirtió en el principal enemigo de la sociedad en general, de las inversiones, a quienes chantajeaba y extorsionaba, pues ninguna empresa o inversionista podía poner un pie en el Istmo o en Salina Cruz, si no le daba pa’ las aguas, de lo contrario, era el objetivo bélico de Hipólito Rojas, que terminaba ahuyentando las inversiones millonarias, como la hizo con la empresa coreana y ARENDAL, quienes tuvieron que abandonar el puerto ante las acciones bélicas del otrora líder cetemista.

En su momento, empresarios oaxaqueños aglutinados en la CANACO, COPARMEX, CEMIC, etcétera, denunciaron que estaban dispuestos a realizar conferencias y denuncias debido a que la CTM no era la defensora de los derechos laborales, sino algo así como una empresa en donde galopaba la corrupción y se dedicaban a la extorsión y chantaje, un organismo sindical cuya mala copia fue convertido para cobrar piso a integrantes de la Iniciativa Privada.

Pedro Botero narra en su crónica una anécdota: “La constructora del Muelle tenía que contratar 12 buzos para trabajo marino de la obra. Polo exigió a los constructores que contratara con él (CTM) a 8 de esos buzos. En su primer trabajo de los “buzos” cetemistas, todos se estaban ahogando en la bahía del puerto. Fueron rescatados por los buzos profesionales traídos del puerto de Coatzacoalcos. Ni eran buzos y mucho menos sabían nadar”.

Los abusos y excesos violentos caracterizaron a “Polo Loco”, a sus vándalos y trasgresores de la ley, por lo que llegó a supervisar incluso todo lo que se movía en el municipio de Salina Cruz, como las concesiones que otorgaba la Secretaría de Vialidad y Transporte, ingresando taxis ilegales y que trabajaron durante meses con la complacencia del mismo gobierno y la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, atacando a diestra y siniestra a otras asociaciones constituidas legalmente.

Durante años, especialmente en el trienio de Rosa Nidia Villalobos, cometió las peores agresiones contra la sociedad en general, incluso, se atrevió a secuestrar, amenazar de muerte y golpear a los distintos representantes de los medios de comunicación, entre ellos a Hiram Moreno, Gonzalo Domínguez y al editor y director general de Semanario de Opinión Voz del Istmo, Sergio Gregorio Amaro Chong, cuyas denuncias se encuentran archivadas en la Fiscalía de Oaxaca y la Procuraduría General de la República.

“Polo Loco” pensó que con amedrentar a la prensa, como lo hacía con empresarios, jornaleros e inversionistas, las cosas iban a cambiar o que no iba a pasar a mayores, sin embargo, eso fue su enorme error, tener de enemigos a los comunicadores de prensa, radio y televisión, pues lejos de amedrentarse, comenzaron a investigar sus pillerías, por lo que no le quedó de otra que rodearse de PEQUENES (Periodistas Que No Escriben), quienes por $20.00, $50.00 o $100.00 pesos, usaban las redes sociales para pretender defenderlo, sin embargo, la sociedad conoce a los verdaderos periodistas y pese a que mandó a hacer un panfleto donde lo defendían o atacaba a sus enemigos, las cosas no cambiaron, pues nunca pudo ocultar las pillerías que realizaba en perjuicio de la sociedad en general.

Con el apoyo de PEQUENES quiso cambiar las cosas, incluso, ante su pésima imagen por los suelos, comenzó a lucrar con el dolor de las personas, ofreciéndoles “apoyo” aprovechando que “Beatriz” y “Calvin” afectaron su patrimonio, sin embargo, madres de familia, esposas, hijas, etcétera, sabían que ingresar al edificio de la CTM era exponer a sus parejas, ya que medios de comunicación dieron cuenta de que al interior de la CTM obligaban a los hombres a besarse, por lo que salieron huyendo del lugar.

El ocaso de Hipólito Rojas se logró gracias a la unión y el valor con la que se armaron quienes resultaron afectados en sus interés, ya que “Polo Loco” aspiraba ser presidente municipal, debido a que impuso a su hija Saraí Rojas como líder de la OMPRI, secretaria general del PRI y buscaba imponerla como presidenta del PRI, para que diera el visto bueno y lo lanzara como candidato a la presidencia municipal, sin embargo, el sueño guajiro del perverso cetemista se vino abajo.

3 thoughts on “El ocaso de un tirano cetemista”
  1. Hello,I check your blog named “El ocaso de un tirano cetemista – DE OPINION VOZ DEL ISTMO” on a regular basis.Your humoristic style is awesome, keep doing what you’re doing! And you can look our website about free anonymous proxies.

  2. Hi there just wanted to give you a quick heads up.

    The text in your article seem to be running off the screen in Internet
    explorer. I’m not sure if this is a format
    issue or something to do with internet browser compatibility but I figured I’d post to let
    you know. The design and style look great though!
    Hope you get the issue resolved soon. Thanks

  3. I believe this is among the most significant info for me.
    And i am satisfied studying your article. However should remark on some basic issues, The site style
    is wonderful, the articles is in reality nice : D. Good activity, cheers

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión