Piden “cabeza” del gerente de la refinería Dovalí Jaime

• En los últimos años se han registrado accidentes que han costado a mexicanos y mexicanas varios miles de millones de pesos

Por ALFREDO LUIS

Salina Cruz, Oax.- En los últimos diez años, Petróleos Mexicanos ha sido el responsable de incontables siniestros ocurridos al interior de la refinería “Ingeniero Antonio Dovalí Jaime”, así como de docenas de muertes porque sus trabajadores y los de compañías carecen de herramientas de seguridad, de igual forma, es el responsable de fugas de hidrocarburos en sus ductos a lo largo y ancho del estado de Oaxaca, y el vecino estado de Veracruz; lo mismo con los ductos que van a la Terminal Marítima.

La falta de manteamiento a las plantas petroleras, a los tanques de 500 mil barriles, a los esféricos y a todos los instrumentos que forman parte de la infraestructura en Pemex, son un atenuante al retroceso e inminente peligro que representa no solo trabajar, sino vivir en la comarca; pues hay que mencionar que la refinería de Salina Cruz está rodeada de miles de personas, docenas de barrios, colonias y agencias municipales.

A esto hay que agregarle que desde hace unos 15 años en que los ductos de hidrocarburo no tienen mantenimiento, de igual forma, hace unos siete años que la casa de bombas tampoco ha sido reparada o por lo menos supervisada. Ahora, si nos vamos a las plantas y esféricos, es menester agregar que éstas operan por la gracia de Dios, ya que durante las reparaciones, la confabulación de los responsables de Pemex y empresarios que realizan estos trabajos, violentan la seguridad de las mismas al instalar, colocar, plantar y utilizar material de tercera calidad y obsoletos a una planta también arcaica.

La solución estaría, quizá, en rotar a los responsables de la gerencia, pues son los autores materiales e intelectuales de tanta desgracia que ha traído la refinería al municipio de Salina Cruz, en donde los mismos petroleros son los encargados de borrar cualquier evidencia de derrame o fuga de hidrocarburo ya sea en barrios, colonias, agencias municipales o en los municipios de la región del Istmo de Tehuantepec.

Los simulacros que realiza Pemex no sirven para nada, pues cada acción es para reiterar que al interior de la refinería hay un mundo de corrupción, esto porque cada vez que hay un simulacro, los responsables de la refinería no hacen un autoanálisis o autocrítica, simple y llanamente emiten un comunicado oficial para decir que el “simulacro fue un éxito, no hubo lesionados y tampoco muertos”.

No se puede ocultar el sol con un dedo y la farsa que encabeza Pemex ha quedado al descubierto desde hace año, aunque tratan de ocultarlo, la realidad es que si no se toman medidas prudentes, en cualquier momento el municipio de Salina Cruz desaparecerá del mapa.

En las últimas horas trascendió que la pipa que provocó el incendio al interior no tenía “rompechispas” y esa información la oculta Petróleos Mexicanos, por lo que sin duda, Pemex es el responsable de la negligencia.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión