EDITORIAL

De adagios y mano dura.
¿El estado de Oaxaca se está congestionando? ¡Nada que ver! Creo que acá hay que aplicar el popular refrán latín milenario que dice: “Cuando las barbas de tu vecino veas pelar pon las tuyas a remojar”, ¿Qué significa? Sencillo: esto es un adagio que nos enseña que cuando ves que algo acontece a tu alrededor, lo mismo te puede pasar a ti, así que debes estar preparado o tratar de evitarlo.

Pero ¿Porque comenzamos con este dicho? Esto obedece por los últimos acontecimientos en las últimas semanas, en donde algunos políticos y empresarios que violentaron la Ley hace algunos años, tendrán que enfrentar la justicia, o como se dice en el argot político: tendrán que pasar navidad y año nuevo tras las rejas.

Haciendo un poco de historia o recordando los años de bonanza para quienes en estos momentos están tras las rejas, debemos de admitir que durante el sexenio de Gabino Cué Monteagudo, más de un empresario, político o dirigente sindical y social, pensó que violar la Ley era común. “EN OAXACA NO PASA NADA”.

Es más, hay quienes se atrevieron a vapulear los tres niveles de gobierno, pensando quizá que con su grupo de choque, bloquear carreteras y provocar el terror contra el más débil, era una alternativa para mantenerse impune por décadas, sin embargo, quien manda en Oaxaca, o sea, el gobernador de Alejandro Murat, les demostró que se deben de respetar las instituciones.

Tras los acontecimientos que mantienen en el ojo del huracán en nuestro estado, el propio jefe del ejecutivo estatal declaró que en Oaxaca hay orden y se debe de respetar el estado de derecho, es decir, que las acciones que está implementando la Fiscalía del Estado a través de la Agencia Estatal de Investigaciones, y la propia Procuraduría General de la República, es ajena a una cacería de brujas como se pretendió imponer.

Y es que para quienes vivimos en barrios, colonias, agencias municipales, secciones, poblaciones y formamos parte del grosor que pagamos nuestros impuestos, pensamos quizá que pareciera que nunca fuera a ocurrir la captura de quienes estuvieron atentando contra las garantías constitucionales de los ciudadanos.

Por eso mismo, hoy nos atrevemos a asegurar que para quienes violentaron la Ley al sentirse impunes por ostentar cargos delicados dentro de los tres niveles de gobierno, tendrán que estar atentos y cuidarse. El más inteligente tendrá que acudir a las instancias correspondientes a pedir intervención en los Legajos de Investigación, caso contrario, tendrán que decir: “presente”, en la fila de los reclusos en cualquier penal de nuestro estado de Oaxaca.

Hay otro proverbio muy popular que dice: “No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague”, lo que significa o Reprende la imprudencia del que promete ejecutar algo confiando en el plazo que se le concede, y el engaño de quienes actuando mal se creen impunes, por eso mismo y con mano dura, de acero, Alejandro Murat, se está poniendo las pilas para pedirle cuenta a los rufianes que de manera ilícita se enriquecieron con la venta de concesiones de los verdaderos taxistas.

Sí señores, a esos hombres y mujeres que diariamente están tras el volante, ofreciendo un servicio, sacrificándose día, noche y que no tienen ni siquiera una prestación laboral, sin embargo, algunos dirigentes como los ahora que están en “chirona”, vendieron y ofrecieron al mejor postor los permisos o concesiones que debieron ser entregados a los verdaderos trabajadores del volante.

Ojalá y que esto sirva como ejemplo para quienes tienen las uñas afiliadas y buscan delinquir al interior del gobierno municipal, estatal y federal, aunque hay que admitir también, que estas acciones se deben a un gobierno eficaz, que supo valorar y escuchar a los verdaderos trabajadores del volante; ahora resta meter más leña al asador y un poco de pimienta para darse sazón a la barbacoa porque finalmente, todos seremos parte del banquete.

Finalmente, algo muy importante: señores taxistas, es importante que se quiten la venda de los ojos y exijan lo que por Ley les corresponde. Un “líder” jamás va a defender sus derechos constitucionales como trabajadores, lo que busca su “dirigente” es vender más concesiones, enriquecerse ilícitamente a costilla de ustedes, así que manos a la obra y a denunciar a esa bola de rufianes que se quedaron con el patrimonio de su familia.

Y es que aún hay algunos taxistas que no se quieren quitar esa venda que no los deja ver, por lo que sí ni tienen seguridad social, no tienen una concesión y mucho menos les dan las garantías de Ley, ha llegado el momento de actuar.

Por lo menos en el municipio de Salina Cruz, los que andan prófugos de la justicia son Hipólito Rojas, alias “Polo Loco”; Eleazar Pacheco Luis, alias “Changay” y Jesús Avendaño Córdova, alias “La Chafaldrana”, pues son los que se dedicaron a la venta indiscriminada de concesiones de taxis, se enriquecieron de manera ilícita y como se dijo, tarde que temprano tendrán que enfrentar a la justicia, que por cierto a uno de los 3 antes mencionados, ya la PGR inició un legajo de investigación, por el delito de enriquecimiento ilícito, sobre el tema de una cuenta bancaria de una de sus hijas.

El banco que está bajo la lupa es Banorte, por la cual está prestanombres tendrá muy pronto una DISCREPANCIA FISCAL, por esos ingresos que deposito en efectivo desde el año 2013 al 2016.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión