EDITORIAL, SEMANARIO DE OPINIÓN VOZ DEL ISTMO.

“Atoran” al financiero cetemista.

El propósito de una organización del tema que sea, siempre será en beneficio del pueblo y para sus agremiados; en Oaxaca no ocurre eso, al contrario, ese tipo de organizaciones, como la Confederación de Trabajadores de México (CTM), se usa, se utiliza para única y exclusivamente a delinquir, extorsionar y chantajear.

Así ha quedado demostrado en los últimos años, pues en la CTM no se priorizan las necesidades de los agremiados, sino de sus grandes dirigentes. En lugar de pregonar con el buen ejemplo de trabajo y concordia, oaxaqueñas y oaxaqueños, jornaleros, empresarios y hasta políticos, se tenían que cuidar las espaldas de estos supuestos dirigentes dictadores.

En la zona del Istmo de Tehuantepec se ha vivido lo mismo: la (CTM), es sinónimo de vandalismo e inestabilidad, chantaje, corrupción y extorsión, pues lejos de cumplir con su misión por la cual fue creada, se dedicaron a traficar intereses de patrones, y ¿porque no decirlo? Hasta de políticos que hoy nos gobiernan.

El derrocado líder de la (CTM), en Salina Cruz, Hipólito Rojas, es un claro ejemplo de ello: se sentían dueños hasta de la vida; lo mismo le pasó a Marco Antonio Sánchez, quien ahora se sabe que es sujeto a investigación por sus presuntos vínculos con grupos del narcotráfico, lavado de dinero y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército Mexicano.

En la primera semana del mes de abril de 2016, sujetos armados ingresaron al bar “24 botanas” localizado sobre la calle Argentina y avenida Cuauhtémoc, en el municipio de Juchitán y asesinaron con ráfagas de R-15 el líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Ernesto Ávila Betanzos.

Todo parece suponer que se trató de un ajuste de cuentas, ya que los mismos agremiados coincidieron en sus declaraciones, que además de liderar a agremiados de la (CTM), se dedicaba a la venta, consumo y traslado de alcaloide en la ciudad.

La víctima era cercano colaborador de Hipólito Rojas, y ambos, habrían protagonizado incontables hazañas, entre las que destaca el asesinato del dirigente del Ejido Salina Cruz, Aurelio Díaz Méndez, así como al Agente de Operaciones de la Administración Portuaria Integral de Salina Cruz, Raúl López Martínez.

Por lo cual, cada vez que los mismos cetemistas buscaban hacer a un lado a Ernesto Ávila Betanzos, y a Hipólito Rojas, inmediatamente Marco Antonio Sánchez los defendía, incluso, bajaba de Oaxaca a Salina Cruz para reforzar ese lazo que los unía, lo que significa que eran cómplices y que hoy, con la investigación que inició la Subprocuraduría Especializada en Investigación de la Delincuencia Organizada (SEIDO), adscrito a la Procuraduría General de la República otorga toda la razón que en su momento Semanario de Opinión Voz del Istmo, denunció y oportunamente denunció en tiempo y forma.

Muchos se reían y hay quienes se atrevían a presumir que la dirección general de este rotativo buscaba “chantajear” y “extorsionar” a esos líderes corruptos, y que hoy son sujetos a investigación por los señalamientos y denuncias que se hizo, por eso siempre escribimos, el tiempo será el único que nos otorgue la razón, pues no es lo mismo hablar de manera irresponsable que investigar y escribir un tema tan delicado, como en estos momentos casi sucumbe al estado de Oaxaca tras la captura de un líder mañoso, como Marco Antonio Sánchez Cruz.

Para no salirnos del tema, no nos queda otra más que continuar denunciando las pillerías de líderes corruptos: por supuesto que no nos van a intimidar como sucedió con Hipólito Rojas, hoy prófugo de la justicia, seguiremos haciendo lo que nos gusta, investigar, denuncias y publicar, así que no nos resta más que agregar que Marco Antonio Sánchez Cruz, Secretario de Finanzas de la (CTM), en Oaxaca, fue trasladado a la ciudad de México, por sus presuntos vínculos con grupos del narcotráfico, lavado de dinero y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército Mexicano.

Es importante mencionar que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, congeló 138 cuentas bancarias vinculadas a Marco Antonio Sánchez Cruz, secretario de Finanzas de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Oaxaca, mismas que son investigadas para establecer el origen de estos recursos.

De acuerdo con fuentes hacendarias, Sánchez Cruz, cuenta con más de 128 cuentas bancarias detectadas por la unidad de inteligencia del (SAT), y de la (PGR), las cuales obtuvo gracias a presuntas actividades ilícitas realizadas en camiones, mototaxis, taxis, vehículos de carga y demás unidades de transporte agremiados a la (CTM).

Y es que hay que destacar también que de acuerdo con el periodista Fernando Juárez Méndez, de La Verdad Nacional de Oaxaca, destacó que Miguel Ángel Quiñones Romero, es el brazo ejecutor del líder cetemista, Marco Antonio Sánchez Cruz, y es investigado por la (PGR).

El dirigente cetemista venía siendo investigado desde meses atrás junto con otros líderes de esa organización, entre ellos el abogado militante de CAMINA del PRD, Rodolfo Cabrera, y el brazo ejecutor en el Valle Eteco, Miguel Ángel Quiñones Romero, quien “donó” más de cinco hectáreas de terreno, que no es de su propiedad en el paraje conocido como Ex Hacienda, en Jurisdicción de Zautla.

Por lo que por órdenes del líder cetemista, se confabuló con dos abogados que laboran en la Secretaría General de Gobierno y el Congreso del Estado de Oaxaca, para engañar al Secretario del Medio Ambiente del Gobierno Estatal y al titular del (CORETURO), quienes comprarían dichas tierras y “legalizarían” las mismas, terrenos que han sido vendidos en cantidades estratosféricas por más de cinco veces a diversas personas de escasos recursos, que han sido defraudadas por Quiñones Romero, quien se dice protegido del Secretario General de Gobierno Héctor Anuar Mafud Mafud, y el líder de la (CNC), pero ahora desprotegido por su jefe Marco Antonio Sánchez Cruz.

Las primeras investigaciones arrojaron que el líder cetemista, se enriqueció de forma inexplicable en poco tiempo, lo que originó que fuera indagado, mismo camino que mantienen sus colaboradores del primer círculo, como lo es, Eleazar Pacheco Luis, Hipólito Rojas, Jesús Avendaño Córdova, alias “La Chafaldrana”, Quiñones Romero y Rodolfo Cabrera y otros más que daremos a conocer más adelante..

Dudamos que Marco Antonio Sánchez Cruz, salga de prisión, pues está bien “atorado”; también dudamos que los “amparos” que promueva Hipólito Rojas, funcionen, ya que también es sujeto a investigación y por lo menos, seguiremos denunciando como siempre lo hemos hecho hasta que se haga justicia, pues al igual que su jefe inmediato Sánchez Cruz, “Polo Loco” está ligado a varios crímenes en el municipio de Salina Cruz.

Finalmente y para cerrar con broche de oro, cabe agregar que David Ríos Avendaño, alias “El Junior”, le trabaja desde hace mucho tiempo a Marcos Antonio Sánchez Cruz, líder de la (CTM), en Oaxaca, ya que operan toda una mafia y venden todo tipo de droga en la Central de Abastos y colonias aledañas de la ciudad.

Datos dignos de todo crédito, señalaron que en la Central de Abastos, trabaja “La China” y el “Elder Santiago”, quien se encargan de surtir la droga en la Central de Abasto y zonas cercanas, así que los viernes en los tianguis del llano, “Marisol Martínez”, cobra piso para el “Junior”.

Todos ellos se encargan de acosar, intimidar y golpear a todos los comerciantes en la Central de Abasto y tianguis de la ciudad, así como envenenar a nuestra sociedad con la droga que venden y distribuyen.

Acá la lista de rateros, golpeadores bajo las siglas de la (CTM),: René Hernández Sánchez; José Pablo Hernández Ramos; Orquídea Ordaz Avendaño; Mariano “N”; Daniel Sánchez, alias “El Greñas”; Margarita Avendaño Vázquez; Miriam Lara Martínez, quienes controlas todas las centrales y rateros

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión