EDITORIAL

UN “CHAPULÍN” LLAMADO CAROL ANTONIO ALTAMIRANO.

El partido de la “Esperanza de México” se ha convertido en la hetaira de cualquiera que busca una posición o peldaño dentro de la política sucia en Oaxaca. Hace algunos meses, antes de las elecciones, se hablaba de imposiciones; los más sensatos opinaron que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), era lo mismo que cualquier partido político.

Nadie podía creer que en MORENA las imposiciones fracturarían el trabajo de años por parte de verdaderos líderes de izquierda y que como se esperaba, hoy les dieron una patada en el trasero pues no nada más se trata de las imposiciones de Salomón Jara, sino de compromisos políticos para saldar facturas antiguas.

Lo que más llamó poderosamente la atención de militantes y simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional es el “brinco” escenificado por Carol Antonio Altamirano, quien a sus inicios fue priista de hueso colorado, porque al no satisfaces sus intereses, se pasó al Partido de la Revolución Democrática.

Por años militó dentro del PRD y avasallando los derechos políticos tanto de perredistas como de panistas, se hizo candidato de Acción Nacional a la Diputación, luego, al no ver claro en sus intereses dentro del PRD, decidió abandonar y “apoyar” la plataforma política de Andrés Manuel López Obrador, cuyo mensaje dio a conocer en sus páginas de Facebook.

¿Y la democracia en MORENA? ¿Y los tres principios básicos de: No Robar; No mentir y No Traicionar al Pueblo? Al parecer tanto a la dirigencia estatal como a la nacional no les importan los derechos políticos de sus militantes y simpatizantes, que hablando en plata pura, habría crecido en Oaxaca peligrosamente para el partido oficial.

Carol Antonio Altamirano tiene una negra historia dentro del PRD, lo mismo dentro del PRI en donde militó por años, ahora, en MORENA busca hacer lo mismo gracias a la complacencia del dirigente nacional Andrés Manuel López Obrador, que sin la menor duda, supo jugar a mexicanos y mexicanas en los últimos años.

En cuanto a Carol Antonio Altamirano, sabemos hasta este momento que únicamente ganó y se olvidó de los electores, quienes confiados, le dieron el voto de confianza, pero no regresó ni siquiera para dar gracias por los sufragios y de estos testimonios pueden dar cuenta los propios habitantes del municipio de Salina Cruz.

Asimismo, como dato final, el “chapulín” ni siquiera ha aprobado una Iniciativa a favor de sus paisanos, mucho menos ha traído beneficios en favor de los electores, pues únicamente se la ha pasado criticando en tribuna a sus adversarios políticos, “reprobando” y “exhortando” cualquier cosa ajena a sus verdaderas actividades legislativas.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
PORTADA DIGITAL DE LA SEMANA
Caricaturas de Ben Morín
"
Spot Semanario de Opinión