REALIZAN PRIMERA BODA GAY EN SALINA CRUZ

  • UNA PAREJA DE MUJERES CONTRAJO NUPCIAS POR LA VÍA LEGAL EN EL PUERTO, CONVIRTIÉNDOSE EN EL PRIMER ENLACE MATRIMONIAL ENTRE DOS PERSONAS DEL MISMO SEXO

Por ALFREDO LUIS

SALINA CRUZ, OAX.- En redes sociales se popularizó la boda gay entre dos mujeres y que estuvo a cargo del oficial del registro civil Demetrio López Mier, cuya ceremonia se realizó en el marco del respeto y con la presencia de amigos y familiares.

En algunos sectores sociales en el país, este tipo de acontecimientos es criticado severamente, aunque en algunos estados de la República Mexicana, al cumplirse los requisitos de Ley, se realizan dichas ceremonias sin mayores complicaciones.

La gráfica entre ambas mujeres inmortalizó el evento celebrado hace algunas horas, cuyos usuarios en redes sociales han comentado la situación: algunos a favor, otros en contra, en la que resurge nuevamente la polémica si se debe de permitir o no este tipo de enlaces matrimoniales.

El pasado 17 de mayo del 2016 el presidente de México, Enrique Peña Nieto, propuso una iniciativa a nivel nacional de “matrimonio sin discriminación”, con lo cual el matrimonio entre personas del mismo sexo en México se podría realizar en todas las entidades federativas que integran el país.

En el Código Civil para el estado libre y soberano de Oaxaca no se permite este tipo de acontecimientos, por lo que los contrayentes tienen que recurrir al amparo para permitir que las autoridades estatales casen a los interesados y se les extienda la documentación legal.

Con base a la Iniciativa de ley, ya fue debatida en el Congreso de la Unión, esto tras la resolución de jurisprudencia 43 2015 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), emitida el pasado 12 de junio de 2015, en la cual obliga a todos los jueces a seguir este criterio favorable en todos los amparos que se interpongan, en cualquier parte del país, y en donde aún no están legalizados este tipo de matrimonios.

Cabe agregar que únicamente se pueden realizar en la Ciudad de México, Quintana Roo y Coahuila, además de que les permite gozar de todos los beneficios que ello implica como la seguridad social por parte del IMSS e ISSSTE y las instituciones sociales de vivienda como el INFONAVIT y FOVISSSTE así como adopción de menores.

Actualmente están legalizados y se pueden realizar de manera directa (sin amparo) en los estados de Ciudad de México, Quintana Roo, Chihuahua, Coahuila de Zaragoza, Nayarit, Jalisco, Sonora, Campeche, Michoacán, Morelos, y Colima próximamente estarán disponibles en los estados que sus congresos ya han votado en el pleno pero no ha entrado la ley respectiva en vigor en: Chiapas.

Por otra parte, la legislación en el Congreso de la Unión por parte de la Cámara de Diputados (México) y la Cámara de Senadores de México entró en sesión extraordinaria el pasado 13 de junio de 2016 para debatir la reforma Constitucional hacia el artículo 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (1917) propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, anteriormente el 17 de mayo de 2016, en la que incluye a los matrimonios y adopciones igualitarias de manera específica.

El 1 de agosto de 2017, la Suprema Corte de Justicia de la Nación votó por unanimidad a favor de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado central de Puebla, uno de los más conservadores del país. 3​

Por otro lado, el movimiento LGBTI en el mundo torna relevancia en 1939, y en México a partir de la creación de un partido de izquierda, y posteriormente obtienen la gubernatura al entonces Distrito Federal (Hoy Ciudad de México) en 1997 fue vista como una oportunidad para ampliar los derechos LGBTTTI.

En el año 2000, la diputada Enoé Uranga presenta ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) una propuesta para reconocer uniones civiles entre personas del mismo sexo. Esta figura jurídica reconoce derechos similares a los de las parejas heterosexuales, pero no reconoce, entre otros, el derecho a la adopción y otorgándole una solución temporal, la discusión sobre la propuesta de Uranga solo fue posible después que López Obrador dejó el cargo de jefe de gobierno pues, aunque nunca se manifestó en contra de las uniones homosexuales, tampoco suele apoyarlas abiertamente; nunca ha declarado su posición.

La Ley de Sociedad de Convivencia fue aprobada por la ALDF el 16 de noviembre de 2006, y entró en vigencia en marzo de 2007, 121 días después.​ A favor de la ley se manifestaron todos los partidos representados en la Asamblea, con excepción del Partido Acción Nacional (PAN) conocido por conservador y dos miembros de Nueva Alianza (Panal).

Antes de que entrara en vigor la ley capitalina, el Congreso del Estado de Coahuila decretó la modificación del marco jurídico estatal para dar cabida a la figura del Pacto Civil de Solidaridad el 11 de enero de 2007.​ La entrada en vigor de la reforma fue adelantada ante la amenaza de los diputados locales panistas de interponer un recurso de inconstitucionalidad ante la SCJN y echar abajo, o al menos detener, la entrada en vigor de la reforma. En ese panorama, el gobierno coahuilense puso en vigor las nuevas disposiciones el 15 de enero de 2007, convirtiéndose en la primera entidad federativa mexicana donde fue posible registrar parejas homosexuales como uniones civiles ante las autoridades del gobierno.

Por ello, el debate sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo continúa hasta este momento, por lo que a partir del reconocimiento de las uniones civiles en la Ciudad de México, en otras entidades federativas se planteó la posibilidad de adoptar legislaciones similares o permitir los matrimonios homosexuales.

En México los estados deciden sobre si sus políticas civiles, y no todas acatan dicho planteamiento, en ese marco, algunas organizaciones no gubernamentales del estado de Yucatán buscaron presentar ante la legislatura local una propuesta para reconocer los matrimonios homosexuales en el estado. Al año siguiente, lo que el congreso yucateco aprobó fue una iniciativa popular presentada por grupos conservadores. Esta propuesta solicitaba la modificación del código civil para definir como norma constitucional el matrimonio heterosexual, y para prohibir expresamente la realización o el reconocimiento de matrimonios homosexuales y el aborto por razones económicas o por riesgo de vida para la madre. Todos los partidos en el congreso yucateco se manifestaron a favor de la medida, excepción hecha de la única diputada del Partido de la Revolución Democrática.

En México, cada entidad federativa posee un código civil en el que se reglamenta la institución del matrimonio. Sólo los códigos de Quintana Roo, Coahuila y la Ciudad de México cuentan con condiciones para el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo, es decir, en estas entidades federativas es por vía legislativa, lo que vuelve más sencillo este tipo de uniones. Sin embargo, el 12 de junio de 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió sentar jurisprudencia para que en el resto de los estados del país en donde aún no está legalizados estos matrimonios las parejas homosexuales, puedan ampararse y todos los jueces deben acatar esta jurisprudencia y brindar las facilidades para que estos matrimonios se lleven sin mayor retraso.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
PORTADA IMPRESA DE LA SEMANA
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión