Oaxaca, una ínsula de corrupción

Cortesía de El Correo de Oaxaca/Alejandro Moguel

Dicen que como el amor, la corrupción es de dos. El que ofrece la dádiva y quien la recibe.
No he conocido a alguien que, como decía Jesús, arroje la primera piedra.

Es una verdad lamentable, pero al fin dibuja una situación continúa en nuestro Oaxaca de todos los días.

Poco convincente para quienes aspiran a un mejor destino, con una relación basada en la honradez y la transparencia.

Revisemos algunos ejemplos.

En Oaxaca tenemos el lugar 32 en casi todo, porque son solo 32 entidades, si no siguiéramos en el ranking.

En materia de transparencia, estamos reprobados. No se diga en impunidad, donde tal vez somos campeones.

Vamos a algunos ejemplos simples y llanos:

El secretario de Administración, Javier Villacaña, dijo que son 17 mil plazas que son irregulares en el Gobierno de Oaxaca y que están revisando, puede que estos 17 mil trabajadores o aviadores, en un tris no lleven el sustento a sus casas.

¿Cuántos de estos salvarán esa plaza irregular con una mochada?
Es lo de menos, pero hay algún responsable más de haber otorgado bases al por mayor y en esto también son dos: el ex secretario de Administración, Alberto Vargas Varela y el líder del sindicato en su época.

¿De verdad se aventará en las manos la bomba de un despido masivo? Es un síntoma de la corrupción que impera en Oaxaca.

En la Secretaría de Vialidad y Transporte los negocios son un asalto en despoblado. Por cada “regularización” de un mototaxi cobran hasta tres o cinco mil pesos. Puede ser que a usted, estimado lector, no le parezca significativo este monto, pero si hace cuentas del número de mototaxis que no tienen permisos pero obtienen este trámite en Sevitra, se dará cuenta de que el recurso es mayor. Y no se digan los taxis, las renovaciones y demás.

¿Quién maneja este recurso? En qué cuenta bancaria quedará, porque Paco Pizza dice que ya es un hombre rico ¿un poco más le hará mal? La imperante corrupción en Sevitra permite que por falta de papel se expidan títulos apócrifos en papel bond, se cobren y se deje para después la entrega en papel seguridad.

Por cierto, ¿no debieran desaparecer y no utilizar el papel seguridad que dejó El libreros? ¿Cuál es la razón de que todavía se use? ¡Y de cobre! Por supuesto.

¿Y EL REGISTRO CIVIL?

Dicen que en el Registro Civil no ha habido un cambio de fondo y siguen hojas en blanco que se llenan a cambio de una módica cantidad en la cuenta bancaria de una funcionaria.

Hablando de camiones, la Junta de Conciliación y Arbitraje declaró inexistente la huelga de los choferes de las dos empresas más importantes en la Ciudad de Oaxaca ¿de a cuánto fue? Porque si bien es una empresa, el sindicato tiene derechos como trabajadores y la Junta no debe responder a “los cañonazos” de los empresarios, pero la necesidad es bárbara y tal vez a los funcionarios no les alcance el sueldo para la casa chica y la casa grande.

Pero no solo ahí se da la corrupción. En otros ámbitos también, si no, ¿cómo se explica usted que los señores Juan Iván Mendoza y la dama Natividad Díaz, ocupen el Fiesta Inn no solo para sus reuniones, sino para sus citas conyugales? No es afán de esta columna intervenir en la vida privada de los personajes, pero de la cama a la lana hay un solo paso y eso es lo que ha pasado con estos señores que no cuidan ya las formas y viven su tórrido romance político a todo lo que da.

Otro romance, que tampoco es lo mejor, es el que tiene el presidente de la mesa directiva del Congreso, Samuel Gurrión con personajes de la prensa a los que filtró un supuesto audio en el que decía que alguien había equivocado el nombre de Guelatao por Ixtlán ¿por qué el señor Gurrión que a pesar de ser un delincuente contumaz, sigue disfrazado de tres veces diputado?

Ya se parece a la señora Karla Díaz, jefaza de prensa de la Secretaría de Seguridad Pública, que aseguraba que el hijo de Heliodoro, Heliodoro Jr., no era el del día del accidente y advertía que citar su nombre podría tener incluso responsabilidad penal ¿no es eso corrupción?

De risa loca, pero el espacio es corto y los ejemplos muchos.
Así que ya estaremos hablando más del tema.

Por hoy, una felicitación al director de El Correo de Oaxaca que ha ejercido la libertad de expresión a pesar de todas las vicisitudes. Un agradecimiento por el espacio.
Nos leemos pronto.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión