Historias del pasado, presentes…


Cortesía de El Correo de Oaxaca/Tequio y Política

Oaxaca de Juárez, Oax.- Hace muchos años, el jovencito Jorge “El Coco” Castillo, pensaba tener muchas novias y para ello se fue a vivir a Cancún, donde un amigo cercano (Eligio Hernández Carrillo), le ofreció trabajo… En ese lugar paradisiaco, “El Coco” de marras, encontró todo lo que anhelaba… Todo y cuando se dice todo, es todo.

Alberto Vargas Varela, ese sujeto que saqueó la Secretaría de Administración, fue o es socio de Hernández Carrillo desde hace tiempo, de ahí que para cometer el fraude (más de mil millones de pesos) con las outsourcings desde la Secretaría de Administración, no le fue muy difícil.

Actualmente, Jorge Castillo Díaz se encuentra muy preocupado y trata de ocuparse en no aparecer en los medios impresos, electrónicos y de cualquier otra índole, de la Ciudad de México. Y para ello afanosamente busca el bajo perfil, cosa que difícilmente logrará después de todo lo que, dicen, se llevó prestado a bancos de Texas y alguno que otro paraíso fiscal del planeta Tierra.

En la zona hotelera de Polanco, platican que Castillo Díaz intenta por todos los medios invertir en cualquier tipo de empresa (grande, mediana o pequeña) para llevar a cabo los famosos tres movimientos de antaño: remoje, exprima y tienda.

Ambas historias del pasado, hoy se hacen muy presentes, pues se nos enteró que Jorge Castillo y Vargas Varela (con conocimiento de Gabino Cué), le ¿vieron? la cara a la entonces contralora Perla Woolrich Fernández, con eso de las auditorías e investigaciones en contra de los entonces colaboradores de Ulises Ruín (a) “La Hiena” de Chalcatongo.

Resulta que quienes, por esos años, estuvieron a cargo de las auditorías, hicieron el gran negocio, pues al momento de conocer ciertos resultados de las investigaciones de la Contraloría de ciertos funcionarios del sexenio 2004-2010, quienes estaban a cargo de estos trabajos de investigación llamaban por teléfono de inmediato a los que tenían números muy rojos… para negociar el resultado de la auditoría respectiva.

Muchos de los excolaboradores de “El Carnicero” tuvieron que ponerse a mano y muy bien con los responsables de estos arqueos, a grado tal que los expedientes estuvieron mal integrados, entre otras muchas irregularidades… ¿quién estuvo detrás de todo esto? ¡Adivine!

Quienes se “mocharon” para integrar mal sus respectivos expedientes, fueron algunos directores del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO); de la Secretaría de las Infraestructuras (SINFRA), de la Coordinación General de Comunicación Social, de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO); de la Corporación de Radio y Televisión (CORTV), del Instituto de la Juventud de Oaxaca, del Catastro, de la Secretaría de Salud y de COPLADE, además de muchas otras.

Nos confirman que quienes negociaron estas auditorías fueron: Fernando López Hernández, sub-contralor y Manuel Gutiérrez Padilla, supervisor de Obra de la Contraloría.

Muchos le apuestan al olvido o al no me acuerdo… En este espacio, intentamos que la memoria se refresque.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión