Las Fotos

Cortesía de El Correo de Oaxaca

Año tras años, mes tras mes, semana tras semana y día a día, todo ello suman poco más de tres décadas, Carmela Ricárdez Vela, siempre ha estado sobre la ubre, viviendo del presupuesto, sirviéndose de la política oaxaqueña y amasando su fortuna… “La Mata Hari”, simula, repta, se convierte en cómplice de secretos y al final traiciona… Las gráficas exhiben que solamente tiene un jefe, un patrón o un amo, y con alto o bajo perfil, logra sus objetivos financieros y políticos…. Pocos políticos en Oaxaca, pero muy conocidos, se parecen a ella, puesto que son inmorales o amorales…

Esta ha sido la clave para vivir tantos años del presupuesto público…

¿Qué la traición no paga? pregúntenle a la Ricárdez Vela… También es conocida como el agua, porque se adapta a cualquier recipiente… Hace 31 años fue heladista… Después, se puso el disfraz de diodorista… Luego, pese a aquella frase “cualquiera menos Murat” (1998), se enriqueció en ese sexenio… Más tarde, se marcó para siempre con el fierro de “la Hiena” Ruín y le continúa sirviendo… Sobrevivió al gabinismo y pese a sus traiciones fue la encargada de la política interna del estado… ¿Qué la traición no paga? hay que preguntarle a Eviel, a Samuel, Amaro Cansino y a Carmen, quienes por supuesto, no son arcángeles de la divina gracia…

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión