EL ESTADO MÉXICANO, OBLIGADO A GARANTIZAR LA VIDA DE LOS NIÑOS MIGRANTES NO ACOMPAÑADOS EN SU PASO POR EL TERRITORIO MEXICANO: CIDHPDA

EL ESTADO MÉXICANO, OBLIGADO A GARANTIZAR LA VIDA DE LOS NIÑOS MIGRANTES NO ACOMPAÑADOS EN SU PASO POR EL TERRITORIO MEXICANO: CIDHPDA

·        La Convención de los Derechos del Niño, ratificado por México, debe proteger el transitar de menores no 

 acompañados.

La Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas (CIDHPDA), en voz de su Comisionado para América Latina y el Caribe, Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez, recalcó que el Estado Mexicano está obligado en garantizar la vida, la salud y la protección sobre todos los medios de los niños migrantes que no vayan acompañados de sus padres o familiares

Dijo que lamentablemente este fenómeno es cada vez mayor por la situación de una migración de personas centroamericanas que utilizan el paso del territorio mexicano para llegar a los Estados Unidos de Norte América.

Agregó que, según datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación de México, las autoridades migratorias detectaron 18,300 niñas y niños extranjeros, provenientes de países del Triángulo Norte de Centroamérica: Guatemala, Honduras y El Salvador en territorio mexicano. De ellos, 16,162 fueron retornados a sus países de origen.

Resaltó que los niños y niñas migrantes corren el riesgo de sufrir hambre y frío en su trayecto, de padecer enfermedades, sin tener acceso a servicios de salud, de ser explotados por el crimen organizado y de ser detenidos, además de otros tipos de violencia y discriminación por parte de la población de los lugares que atraviesan. Todas estas situaciones tienen graves consecuencias para su salud mental y su bienestar.

Lamentó que la violencia, la pobreza y el acceso limitado a servicios sociales y a una educación de calidad afectan la vida de niñas, niños y adolescentes de Latinoamérica, en particular de México y de algunos países de Centroamérica. Esto los obliga a tomar la difícil decisión de dejar sus países, por lo que, en muchos casos, los niños transitan solos por México hacia la frontera con Estados Unidos para reunirse con sus familiares que viven en aquel país o buscando una vida mejor.

Puntualizó que los niños migrantes son vulnerables a situaciones que pueden violentar sus derechos como: ser detenidos, estar expuestos al crimen organizado o al tráfico de personas, sufrir violencia y discriminación, pasar hambre y frío, no tener acceso a servicios de salud.

Destacó que estamos viviendo tiempos difíciles, y que el Estado Mexicano está obligado a garantizar la vida de los niños migrantes no acompañados en su paso por el territorio mexicano, por lo que las autoridades responsables como lo es el Instituto Nacional de Migración y la Guardia Nacional Mexicana deben contar con programas certeros que garanticen la vida de estos pequeños, ya que México forma parte de la Convención Sobre los Derechos del Niño.

Afirmó que el Estado Mexicano  tiene la plena responsabilidad de hacer valer en el hecho la Convención de los derechos del niño, mismo que ha sido ratificado desde 1990 como un tratado internacional adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas desde el 20 de noviembre de 1989, que reconoce los derechos humanos de todos los niños, niñas y adolescentes el cual establece que deben asegurar de manera obligatoria que todos los menores de dieciocho años gocen de los derechos contenidos en él, sin distinción de raza, color, idioma, lugar de nacimiento o cualquier otra condición, y esta convención establece de manera obligatoria a todos los Estados miembros la ampliación de los siguientes derechos a favor de los niños, niñas y adolescentes: Derecho a que los cuiden y protejan, tener derechos a un nombre y nacionalidad, derecho a expresar opiniones y sentimientos, derecho a informar, derecho a ser respetados por sus ideas, creencias, cultura y lengua, derecho a la protección de su intimidad, derecho a la educación, derecho a una vida digna, derecho a jugar y a divertirse, derecho a ser atendidos cuando se enfermen, derecho a que no los maltraten o que los hagan trabajar, derecho a ser alimentados, derecho a que los ayuden para proteger sus derechos y también derecho a conocer sus derechos.

Gutiérrez Yáñez agregó que la familia, como grupo fundamental de la sociedad y medio natural para el crecimiento y el bienestar de todos sus miembros y en particular de los niños, debe recibir la protección y asistencia necesaria para poder asumir plenamente sus responsabilidades dentro de la comunidad con el fin de que el niño, pueda contar con el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en el seno de la familia y en un ambiente de felicidad, amor y comprensión, por lo que la comunidad internacional deberá de trabajar con las causas que originan la migración de centroamericanos que transitan por el territorio mexicano en busca del sueño americano.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión