CARTA ACLARATORIA

Por: Alfredo Luis Ruiz

No acostumbro hacer este tipo de acciones pero los hechos lo ameritan. Desde hace más de 20 años que ejerzo el periodismo, siempre he firmado mis notas periodísticas, pase lo que pase, a diferencia de otros respetables compañeros que utilizan seudónimos, porque hay que admitirlo, practicar el periodismo, es de alto riesgo.

En los últimos días han salido algunas publicaciones en las redes sociales, concretamente en la página “Noticias Minuto a Minuto” y de “La Policiaca La Nota Roja De Oaxaca”.

Del compañero Gustavo Sánchez Cabrera, “notas” con graves faltas de ortografía, sintaxis, coherencia, etc., por lo que quiero deslindarme de todas esas publicaciones que se hagan a mi nombre, ya que, de manera dolosa, Gustavo Sánchez, ha hecho notas periodísticas falsas y le ha puesto mi nombre.

Entiendo, -como lo dije-, que el periodismo es de alto riesgo, pero hay quienes se meten a esta noble profesión, para lastimar a personas inocentes, como el caso de Gustavo Sánchez Cabrera, que por lo menos, los periodistas de los distintos medios de comunicación, saben que cobardemente ha hecho notas, en contra de los mismos compañeros, haciendo acusaciones falsas, sin bases y fundamentos.

Esto significa que los reporteros lo tienen como un sujeto ruin, cobarde y con delirios de persecución, al creer en sus fantasías y que sus publicaciones son de alto riesgo, por lo que inventa notas en el sentido de que lo quieren asesinar o lo quieren “levantar”, pero lo único que hace es llamar la atención, porque ni siquiera ha sido el autor de una nota, que valga la pena.

Algunas personas que ha difamado y calumniado, lo han parado en la calle y lo han increpado, sin embargo, Gustavo Sánchez, corre a la Fiscalía General de la República, para que le brinden protección policíaca y de esta forma al contar con la protección de las autoridades, sigue con sus pillerías.

Hay que mencionar que hace algunos meses, Gustavo Sánchez Cabrera, fue baleado en su domicilio particular por un vecino, cuya rencilla inició por lo mismo, pues Sánchez Cabrera, utilizando perfiles y cuentas falsas, escribía contra algunas mujeres que desgraciadamente le brindaron momentos placenteros y éste, cobardemente utilizó fotos que les tomó en la intimidad para publicarlas exigiendo, fuertes sumas de dinero, a cambio de dinero.

Por ello, un marido celoso y víctima de este cobarde, casi le quita la vida, al enterarse de la acción de Gustavo, por lo que no le quedó otra más que recurrir a la agresión y disparó contra el supuesto reportero, que, tras sentirse herido, vía whatsapp, como la niña que es, pedía ayuda y nadie le brindó la atención, debido a que no tiene amigos o el apoyo de servidores públicos, a quien ha señalado hasta de narcotraficantes.

De igual forma y ante estas acciones viscerales de Gustavo Sánchez Cabrera, lo dije y lo escribí en su momento, “un día va a ser asesinado, no por buen periodista, sino por hocicón, y las mismas autoridades, no va saber quien o quienes fueron los responsables, pues Sánchez Cabrera se ha ganado a pulso tantos enemigos, que cualquiera podría ser el autor”.

Los mismos reporteros en la región conocen sus marranadas, por lo cual, solo se junta con su misma calaña y en este sentido, durante casi un año de la agresión, se fue a refugiar a su casa allá en Morro Mazatán, pero nuevamente comenzó en sus andadas y no me extrañaría que mañana o pasado vuelva hacer sus “notas” metiendo a mi familia, porque hasta eso, se mete con gente inocente.

Por ello redacto esta CARTA ACLARATORIA, cuyo objetivo es que la población conozca al enano del periodismo. Asimismo, recalco que nada tengo que ver con las notas que Gustavo Sánchez subió a su página “Noticias Minuto a Minuto” y en “La Policiaca La Nota Roja De Oaxaca”, pues efectivamente, por más de una década, presté mis servicios en “Semanario de Opinión Voz del Istmo” propiedad del licenciado Sergio Gregorio Amaro Chong, pero todo tiene un inicio y un final y tras recibir mi liquidación, quedó una amistad larga y duradera.

Si Gustavo Sánchez Cabrera, tiene alguna inconformidad en contra del licenciado Sergio Gregorio Amaro Chong, lo obvio es que lo resuelva personalmente, si es que tiene el valor, de lo contrario que acuda ante las autoridades correspondientes, como acostumbra cuando siente temor, como ha ocurrido en los últimos meses, en donde se ha visto implicado en problemas por su forma de ser.

Lo que tengo conocimiento es que Gustavo Sánchez Cabrera, pidió prestado una fuerte cantidad de dinero a Amaro Chong, para poder operar a su respetable mujer de una enfermedad venérea (papiloma), que según tengo entendido, el mismo Sánchez Cabrera le transmitió, por lo que Amaro Chong le prestó el dinero y hasta este momento no le ha pagado, ni mucho menos un carro Ford Mondeo y que por cierto lo mando a desmantelar, para evitar el delito, pero ahora le muerde la mano, inventando cuanta cosa, pasa por su mente torcida.

Es la primera y última CARTA ACLARATORIA que hago, para desmentir las notas de Gustavo Sánchez, pues como dije, no tengo perfiles o cuentas falsas, para tirar la piedra y esconder la mano, por lo menos un servidor tiene el valor civil, de firmar mis notas periodísticas como lo he demostrado y seguiré demostrándolo siempre.

ATENTAMENTE

Alfredo Luis Ruiz

Domingo 13 de junio de 2021

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión