De cabeza la Segego en Oaxaca


(Donde la Verdad se Firma y se Afirma)

Cortesía de Javier Cruz de la Fuente

Gran efervescencia y conatos de bronca se han presentado en las últimas 24 horas en la Ciudad Administrativa del Gobierno del Estado de Oaxaca, ¿cuál es la razón?, la razón es la falta de acuerdos entre las autoridades municipales y sus agencias, la falta de acuerdos entre las autoridades municipales y los grupos organizados de las comunidades; hoy más que nunca y más que en las épocas de Gabino Cué Monteagudo, la sociedad del estado de Oaxaca está cansada de políticos y de servidores públicos mentirosos y corruptos.

Ahora vemos que a la actual encargada del despacho de la Secretaría de Gobierno del Estado de Oaxaca, María del Carmen Ricárdez Vela, al parecer le está quedando grande el traje que ella quiere hacer a su medida, sin embargo, estos conatos de bronca y violencia ya se habían vivido, pero con menos intensidad; el día de ayer, trabajadores sindicalizados de Ciudad Administrativa arremetieron contra los manifestantes, ahora los manifestantes ya son más y ya están armados de palos, piedras y otros objetos.

¿Qué esperan los responsables de esta administración gubernamental para actuar? ¿Acaso el gobernador del estado no está enterado de estos desaguisados? ¿O también va a hacer como Gabino Cué Monteagudo con su síndrome del avestruz y que valiéndole un comino la administración gubernamental, dejó encargados de despacho en áreas importantes dentro de su administración por meses a personajes nefastos?

Es momento que el gobernador del estado de Oaxaca, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, actúe y ya nombre a un secretario general de gobierno que tenga las tablas para conciliar con la sociedad y para actuar de manera enérgica en contra de los líderes delincuentes. La sociedad oaxaqueña ya no aguanta más alborotos, estamos hartos de manifestaciones de tomas de edificios, de secuestros y de paralizar la economía local.

ATENTAN EN NOCHIXTLÁN CONTRA VEHÍCULO E INTEGRIDAD FÍSICA DEL OMBUDSMAN OAXAQUEÑO

Al mediodía del pasado miércoles, corrió como reguero de pólvora el ataque armado que sufrió en Asunción Nochixtlán, Oaxaca, el presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Arturo Peimbert Calvo, cuando se encontraba en aquel lugar recabando datos y haciendo una reseña de los hechos suscitados en el encontronazo de elementos policíacos contra maestros y civiles hace varios meses.

Aunque ninguna autoridad en el estado de Oaxaca, ni tampoco nadie de la DDHPO ha querido confirmar los hechos, es fuerte el comentario en los corrillos políticos del Palacio de Gobierno del atentado; según trasciende, Arturo Peimbert Calvo fue alertado que debía salir de la población por su propia seguridad, ya que su vida corría peligro. Se sabe que cuando el presidente de la DDHPO abordó su camioneta para abandonar el lugar, se escucharon varias detonaciones de armas de fuego, no se sabe a ciencia cierta si los proyectiles hayan hecho blanco en la unidad del ombudsman o en su cuerpo, ya que insisto, al cierre de esta controvertida y polémica columna, ninguna autoridad competente confirmó o desmintió los hechos de este ataque armado.

NUMBER ONE

Encabezan las encuestas para ocupar el cargo de secretario general de gobierno de Oaxaca, en un empate técnico, Celestino Alonso Álvarez y Joaquín Rodríguez Palacios, aunque el moribundo de Héctor Anuar Mafut no quita el dedo del renglón -al igual que el ratero y saqueador de la Delegación Federal de la SAGARPA, Manuel García Corpus, alias “El Sargento Chiricuto”-.
Por hoy es todo.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!