Desnudan alianza perversa entre Seguros Azteca y Sanatorio del Carmen

• La filial de Elektra actúa en contubernio con el sanatorio, a costa de poner en riesgo la vida de los enfermos que acuden a hacer valer un Seguro

• Médicos sin cédula profesional se confabulan con la aseguradora para obtener un jugoso negocio

POR LA REDACCIÓN

Salina Cruz, Oax.- Tras sufrir un accidente que casi le cuesta la vida, Mariela acudió al Sanatorio del Carmen, ubicado en la avenida Francisco Villa número 16 de la colonia Hidalgo Oriente. Los de la aseguradora les habían dicho a sus familiares que ahí le otorgarían “toda la asistencia médica que fuera necesaria, hasta su total rehabilitación”.

Cerca de las 9:00 de la noche del pasado martes 18 de abril, mientras unos familiares cerraban de buena fe un acuerdo que ponía en libertad al acusado del delito de Lesiones por el incidente ocurrido esa misma mañana en los “Cuatro Carriles), otros la llevaban al centro médico.

Mariela (el nombre se ha modificado por seguridad de la víctima), no recibió ninguna atención, al contrario, su salud empeoró en su breve estancia en el Sanatorio. Ante la negación del servicio y por su grave condición, optaron por llevársela a otro nosocomio.

Minutos más tarde, en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social, ubicado en esta misma localidad, fue ingresada. Allí pasó la noche, y desde ese momento, continúa recibiendo tratamiento para su rehabilitación.

La oportuna atención médica en el hospital público, evitó que la salud de Mariela empeorara.

“ESTE DINERO NO ALCANZA PARA NADA”, SE MOFABA EL MÉDICO SIN CÉDULA

Esa noche, al llegar al Sanatorio del Carmen, una enfermera les informó a los familiares que por la condición que presentaba, sería hospitalizada, pero el doctor que se encontraba a cargo negó la atención médica, “asumiendo un papel de verdugo”, refiere quien acompañaba a Mariela.

“El doctor, en tono muy sarcástico, comenzó a cuestionar a mi hermana, no se preocupó por su salud, sino que comenzó a interrogarla de manera agresiva por el incidente, acusándola de fingir su enfermedad”, señala una de las testigos que acompañaba a Mariela, al tiempo de que el galeno se burlaba por el monto fijado por la aseguradora en el pase médico: “ese dinero no alcanza para nada”, les decía con una sonrisa en el rostro.

Esta situación ocasionó que la salud de Mariela se deteriora, pues sufrió una crisis; siendo trasladada urgentemente en el vehículo de sus familiares al hospital del Seguro Social.

SE VIOLÓ ACUERDO CELEBRADO ANTE FISCALÍA

El acuerdo celebrado en las oficinas locales de la Fiscalía General del Estado ante la Unidad de Justicia Alternativa, en la Cláusula Segunda señala que “se entrega en este acto un pase médico a través de la aseguradora Azteca Seguros, S.A. de C.V.”; esto como parte del cumplimiento de la reparación del daño que ocasionó un motociclista de 23 años de edad de la empresa Elektra, y que supuestamente “incluía atención médica hasta el final de la rehabilitación”.

La empresa propietaria del vehículo, respondió a través de Seguros Azteca, quien se hizo cargo de la parte hospitalaria respaldada por un Pase Médico con valor de 10 mil pesos. Aunque esto no limitaba el servicio, solo “era un estimado que tenían que poner”, les decía a sus familiares el ajustador Matías Cabrera Arias, al tiempo que aseguraba que en caso de ser necesario, “el Seguro lo cubriría todo”.

El pase médico, que además fue rellenado de manera sospechada, no lo hizo válido el Sanatorio del Carmen, y a la fecha, la aseguradora se ha deslindado de toda responsabilidad, pese a que desde esa misma noche fue notificada por el esposo de Mariela.

SALVÓ LA VIDA, PESE A NEGLIGENCIA MÉDICA

Mariela logró ser atendida de manera oportuna en otro hospital y pudo salvar la vida.

“La atención que le otorgaron en el IMSS demostró que requería el ingreso”, responde un médico especialista que aceptó ser consultado por este medio, bajo condición de anonimato, lo que aumenta el sospesochismo de la negligencia del Sanatorio.

¿MÉDICOS SIN CÉDULA, EN EL SANATORIO DEL CARMEN?

La cédula profesional del médico del Sanatorio del Carmen, Juan Carlos Osorio Delgado, no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas.

Al consultar la página de internet de la Secretaría de Educación Pública, destinada para tal finalidad, http://www.cedulaprofesional.sep.gob.mx/cedula/presidencia/indexAvanzada.action, no arrojó ninguna coincidencia.

DELITO DE FRAUDE

De acuerdo al Artículo 386 del Código Penal Federal, “comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que éste se halla, se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido”.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión