MUJERES LABORAN COMO TAXISTAS, PESE AL RIESGO QUE REPRESENTA

Por Santiago López

Salina Cruz, Oax.- Diez mujeres porteñas han tenido que asumir el rol como taxistas, pese al riesgo que representa debido al incremento de los robos y asesinatos en los últimos años.

De acuerdo con Guadalupe Calzada integrante de la asociación civil de derechos humanos expresó que no solo las mujeres que laboran como taxistas se enfrentan a una serie de riesgos, sino que también está el hecho de ser discriminadas por sus demás compañeros varones.

En los últimos meses, el número de mujeres que se adhieren a alguna organización de taxis como choferes ha ido en aumento y esto según dijeron, es ante la falta de ingresos en sus hogares y la escasez de trabajo debido a los estragos que ha dejado la pandemia con los empresarios, que tienen miedo a contratar personal y no poder cubrir la nómina.

Luisa es una mujer que desde hace dos años ha venido trabajando como taxista porque su esposa abandonó el seno familiar y ha tenido que adoptar el roll de padre y madre para sacar adelante a sus hijos.

“No es una tarea fácil porque tiene uno que estar a las vivas con el tránsito vial, sino también saber a qué clase de persona subes porque puede ser alguien que te quiera hacer daño”.

Dijo que por ser mujer reconoció que se expone a muchos peligros, sin embargo, todos los días lucha por salir adelante con su familia.

Aunque cada vez son más las mujeres que se están atreviendo a trabajar como taxistas, a la sociedad aún le está costando trabajo aceptar que sea una de ellas la que le ofrezca el servicio y traslade a algún punto en especial. Pareciera dice, que esa cultura de que únicamente sean hombres los que puedan ejercer este noble oficio, ha quedado estancada en las mentes de las personas y eso está muy mal, señala.

Algunas conductoras indicaron que han sido víctimas de rechazo al momento de prestar el servicio, hay personas que al percatarse de que es una mujer la que viene al volante decide cancelar el viaje y prefiere esperar otra unidad pero que ésta sea conducida por un hombre.

Para las mujeres taxistas de esta ciudad, tener la oportunidad de estar trabajando es lo mejor que les ha pasado, según expresaron. Están conscientes que los señalamientos y rechazos no se acabarán, sin embargo finalizaron, que con la bendición de Dios, un bocado de pan no faltará a sus familias.

Leave a Comment
¡Síguenos en Twitter!
Portada de la Semana
Caricaturas de Ben Morín
" "
Spot Semanario de Opinión